El Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Fueguina (Sutef) decidió hoy dejar de enviar contenidos curriculares por internet o por vía de aplicaciones telefónicas a sus alumnos de la provincia, en protesta por el retraso del pago de un aumento salarial.

El gremio docente determinó ayer la medida de fuerza, denominada “retención de actividades virtuales”, luego de que el gobernador Gustavo Melella anunciara por cadena provincial el aplazamiento por 60 días del aumento salarial para el sector, que había sido acordado en paritarias.

Melella fundamentó la decisión, que también abarca a otros sectores del Estado fueguino, en la necesidad de destinar más recursos estatales al sistema sanitario y a otros gastos vinculados con la pandemia de coronavirus.

“La docencia fueguina cobró sus salarios (de marzo) sin los importes del acuerdo salarial homologado y muchos maestros y profesores se encontraron, además, con que en sus cuentas bancarias había cero pesos, ya que tampoco se cargaron las altas de los cargos de febrero y marzo”, explicó el Sutef en un comunicado.

El sindicato también denunció que el Banco de Tierra del Fuego practicó de forma automática los descuentos por préstamos o tarjetas de crédito, “dejando a miles de familias docentes en una situación grave”.

La dirigencia sindical se reunió ayer a través de un “congreso virtual de delegados” y allí resolvió la medida de fuerza junto con un pedido al gobierno provincial para que “recapacite y se atenga a cumplir lo acordado que tiene fuerza de ley”.

El gremio solicitó, además, una “reunión urgente” con autoridades del Ministerio de Educación y dispuso la continuidad de una campaña de difusión por redes sociales para hacer conocer los alcances del conflicto.

“Es importante dejar claro que, a pesar de la pandemia, los docentes trabajamos, y no estamos de vacaciones”, concluyó el pronunciamiento del sindicato.

Las clases en el distrito habían comenzado con normalidad, luego de que el Sutef aceptara, a último momento, una propuesta de aumento salarial realizada por el gobierno provincial que elevó a $30 mil de bolsillo el sueldo de un maestro de jornada simple.

La ministra de Educación provincial, Analía Cubino, dijo que el acuerdo se logró después de “una paritaria con mucho trabajo, respeto y compromiso de ambas partes”.

Ese proceso de negociación ocurrió antes de que se declarara la pandemia en la que Tierra del Fuego registra 79 casos positivos y transmisión comunitaria del virus, lo que llevó a la necesidad de acondicionar edificios como establecimientos sanitarios e invertir más recursos en la compra de equipamiento e insumos, entre otros desembolsos adicionales.