El operativo fue realizado por la División Judiciales de la Unidad Regional II este miércoles a la noche, a través de una entrega planificada de dinero. También se allanó destacamento móvil Nº 2 de Gendarmería.

 

Agentes de la División Judiciales de la Unidad Regional II detuvieron en la noche de este miércoles a cuatro gendarmes en la zona sur de Rosario. El procedimiento se realizó tras una denuncia por extorsión, allanamiento sin orden judicial, robo y lesiones. Luego, la Policía junto con el fiscal de la causa, Gastón Ávila, allanó el destacamento móvil Nº 2 de Gendarmería, en San Martín entre Virasoro y Rueda.

Según informaron fuentes policiales, por la denuncia de la víctima se planificó una entrega controlada de dinero. Los agentes federales sospechados llegaron en dos vehículos, uno tenía la patente cambiada y el otro era un móvil oficial de Gendarmería.

De acuerdo a los datos preliminares, se realizó una persecución que terminó con los cuatro gendarmes detenidos. El móvil oficial de la fuerza de seguridad federal quedó secuestrado.

Posteriormente, el propio fiscal de Flagrancia Gastón Ávila se dirigió a la Jefatura de la Unidad Regional II de Rosario y desde allí se dirigió con personal policial al destacamento móvil Nº 2 de Gendarmería.

En la sede de Gendarmería se buscaron secuestrar elementos de interés para la investigación.