Los efectivos fueron denunciados por ingresar a una vivienda el domingo en zona sur y exigir dinero, armas y drogas.

En un procedimiento planificado de entrega controlada, la policía santafesina detuvo anoche a cuatro efectivos de Gendarmería Nacional que fueron acusados de protagonizar un robo el pasado domingo en una vivienda de Presidente Quintana al 100, en la zona sur de Rosario.

El operativo fue ejecutado por efectivos de la División Judiciales y la Fiscalía Regional y se produjo anoche en Lola Mora y Lorenzini, donde se acordó la entrega de un dinero y se concretó la detención de los agentes con grado de cabos y sargentos.

Según fuentes policiales a las que tuvo acceso La Capital, cuando el pago controlado se estaba realizando irrumpió la policía y los dos efectivos de la Gendarmería que lo estaban recibiendo, ataviados con sus uniformes y chalecos antibalas, se dieron a la fuga en un auto particular. Sin embargo los uniformados de la División Judiciales pudieron deterlos a las pocas cuadras. Minutos después también apreseron a otros dos gendarmes que eran cómplices de los anteriores, cuando estaban a bordo de un patrullero de esa fuerza de seguridad. Este mediodía, los cuatro seguían detenidos y el móvil de Gendarmería está secuestrado por orden judicial.

Los gendarmes son acusados de haber increpado a un hombre el domingo por la noche, con los rostros cubiertos, y de hacerlo ingresar por la fuerza a su domicilio. Una vez adentro de la vivienda lo golpearon, le exigieron dinero en efectivo, armas y drogas.

Luego lo subieron a una camioneta verde y blanca para llevarlo a la zona de Lola Mora y Lorenzini, donde detuvieron la marcha y le exigieron la suma de 200 mil pesos a cambio de no llevarlo detenido. Incluso le pusieron como plazo de entrega este miércoles 8 de abril a la noche en ese mismo lugar. y luego lo liberan.

Una vez liberado, el sujeto que había sido víctima del asalto, regresó a su vivienda y notó que además le habían sustraído 7 mil pesos.

Anoche, luego de la detención de los cuatro efectivos, la policía allanó el destacamento móvil Nº 2 de Gendarmería, en San Martín entre Virasoro y Rueda, donde se secuestró el libro de guardia, los recorridos de GPS, informes y elementos de interés para la investigación.