a provincia de Misiones analiza reactivar la producción de yerba mate, la actividad forestal y los aserraderos, en el marco del aislamiento social y obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional por el coronavirus, y como parte de la etapa “administrada” que comienza el lunes que permitirá a los gobernadores proponer aperturas en algunas actividades o regiones.

 

Así lo afirmó en diálogo con Télam Radio el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, quien destacó que la decisión del presidente Alberto Fernández de prolongar el aislamiento hasta el 26 de abril fue adoptada “con el respaldo” de todos los mandatarios.

“Con todo el respaldo de los gobernadores, el Presidente dispuso seguir llevando esta línea política tomada para la protección y cuidado de la salud de los argentinos, teniendo en cuenta que los resultados sanitarios hasta ahora son muy importantes”, afirmó esta mañana Herrera Ahuad en diálogo con Télam Radio.

Anoche, el Presidente anunció la prórroga del aislamiento obligatorio hasta el 26 de abril inclusive, con el mismo modelo que rige en el país desde el 20 de marzo para las grandes ciudades, y una etapa “administrada” que permitirá a los gobernadores de provincias proponer aperturas en algunas actividades o regiones.

Según explicó ayer Fernández, la nueva etapa será “administrada”, ya que habrá flexibilidad de las restricciones, aunque en lugares y actividades muy específicos, y aclaró que en ese marco se dotará a los gobernadores de la facultad de proponer, con un protocolo, aperturas selectivas de la cuarentena en sus distritos.

“A nosotros como provincia nos queda seguir y continuar este camino trazado. No obstante, ya estuvimos trabajando esta semana en actividades focalizadas y controladas para Misiones, en lo que el Presidente denomina una cuarentena administrada”, explicó hoy el mandatario misionero.

En ese marco, citó el caso de la yerba mate, cuya producción es una actividad exceptuada del aislamiento, pero indicó que “se necesitan abrir controladamente otros sectores, como el forestal, extremadamente necesario, porque allí se produce pasta de papel, insumo clave para que no haya desabastecimiento en el país”.

Además, Hererra Ahuad sostuvo que se estudia el caso de los aserraderos, que “proveen la madera para fabricar muebles, camas, tan necesarias ahora con la pandemia”, y aclaró que ya enviaron el tema al Gobierno nacional para que “se evalúe con los respectivos protocolos sanitarios a aplicar en cada caso”.

El mandatario contó también que trabaja con su equipo el caso “de la construcción, de la obra civil, y ver de qué manera se pueden confeccionar protocolos sanitarios para que un grupo de personas pueda iniciar esas tareas” y añadió: “cuando los tengamos confeccionados, los enviaremos al Gobierno nacional”.

En tanto, evaluó que “por ahora es imposible poner en marcha” la actividad turística, un sector que para su provincia es vital.

Finalmente, consideró que los niveles de acatamiento a la cuarentena en Misiones “son muy buenos”, y que la circulación en la provincia “ha bajado notablemente”.

Herrera Ahuad recordó que “a los 10 días de comenzar la cuarentena tuvimos el ingreso de más de 15.000 personas por Foz de Iguazú (Brasil), y eso generó un gran esfuerzo para que esa gente pudiera llegar a su lugar de origen tras tomar los recaudos sanitarios y de aislamiento”.