Es la segunda nave de este tipo en tener un brote, después del USS Theodore Roosevelt.

 

Cincuenta tripulantes del portaaviones nuclear francés “Charles de Gaulle”, el buque insignia de la armada gala, dieron dado positivo al Covid-19, anunció el viernes el ministerio de Defensa francés.

El barco, con 1.760 ocupantes, se encontraba en misión en el norte de Europa y tomó rumbo de regreso a su base de Tolón, en la costa mediterránea de Francia.

“Los resultados de las 66 pruebas realizadas concluyeron que había 50 casos de covid-19 a bordo del Charles de Gaulle”, dijo el ministerio en un comunicado, dos días después de que informara sobre casos sospechosos.

Tripulantes con barbijo a bordo del Charles de Gaulle. (Foto: EFE/Marina Francesa).

Además, tres marinos fueron evacuados este jueves en helicóptero hasta un aeropuerto de Lisboa, desde donde fueron trasladados en avión sanitario a un hospital militar de Tolón.

“No se observa actualmente ningún deterioro en el estado de salud de los marineros a bordo”, añadió el ministerio.

Cómo se contagiaron

El Charles de Gaulle abandonó su base de Tolón el pasado 21 de enero, cuando la epidemia de coronavirus todavía no se había declarado en Francia.

La Marina sospecha que el contagio se produjo durante una escala que la nave efectuó en Brest entre el 13 y el 15 de marzo, cuando el Gobierno francés recomendaba ya limitar las salidas del domicilio a la población y ordenó el cierre de bares y restaurantes.

Tripulantes abren cajas de guantes y barbijos a bordo del Charles de Gaulle. (Foto: EFE/Marina Francesa).

Aunque el Estado Mayor anuló las tradicionales visitas a bordo de familiares en esa escala, los marinos sí pudieron abandonar el barco antes de poner rumbo al Atlántico norte, sin que desde entonces se produjera ninguna salida ni ninguna llegada.

Cinco días más tarde aparecieron los primeros síntomas y se destinó una zona del buque a confinarlos, aunque a falta de test, los médicos del portaaviones no podían confirmar si se trataba de COVID-19.

El pasado día 29, el barco atracó en Dinamarca, donde once marinos fueron evacuados con diferentes patologías. Al menos uno de ellos fue testado positivo a su llegada a Francia.

Ante el agravamiento de la situación, la ministra de Defensa, Florence Parly, ordenó hace cuatro días el final de la misión del Charles de Gaulle y su retorno a su base, hacia la que navega ahora cerca del estrecho de Gibraltar.

Después del estadounidense “USS Theodore Roosevelt” en el Pacífico, el “Charles de Gaulle” es el segundo portaaviones oficialmente contaminado por la pandemia que azota el planeta desde diciembre.