Falleció el martes pasado y en las últimas horas se conoció que había contraído el virus. Tenía 49 años, se desempeñaba en el área de limpieza del Senado y estaba de licencia desde el 6 de marzo.

Este sábado se conoció que una mujer que empleada del Congreso de la Nación murió el martes pasado por coronavirus. Tenía 49 años y estaba internada en la Clínica Santa Isabel por un cuadro de neumonía. Los estudios posteriores, que se realizaron en el Instituto Malbrán, determinaron que había dado positivo de COVID-19.

Andrea Gómez comenzó con malestares el 28 de marzo y el domingo 5 de abril, ante la persistencia de los síntomas, fue llevada al sanatorio de Flores, en donde le diagnosticaron un cuadro de neumonía. Quedó internada en la sala de terapia intensiva, sedada y lista para la práctica de un hisopado cuyo resultado se conocería posterior al deceso.

A través de un comunicado, la Junta Interna de ATE-Congreso informó el fallecimiento de Gómez el martes, cuando todavía se desconocía el contagio. “La compañera entra a la clínica por una neumonía y muere sin saber que era por coronavirus. El resultado fue post mortem”, confirmó el titular de la Asociación del Personal Legislativo (APL), Norberto Di Próspero.

Di Próspero agregó que Gómez “tenía patologías preexistentes”. Además dijo que un hijo de ella también “se infectó y ahora está internado”. Por otra parte, en diálogo con Canal 26, desconoció saber cómo pudo haber contraído el virus: “No creo que haya viajado al exterior, a lo mejor tuvo contacto con alguien que sí pero aún no está claro”.

Gómez vivía en el barrio porteño de Flores y se desempeñaba en el área de la limpieza del Senado, aunque hacía casi un mes que no acudía al Parlamento: según se supo , se había tomado licencia 6 de marzo último, por un problema ajeno a cuestiones de salud relacionadas al coronavirus y debido a la resolución que exime de trabajar a quienes tienen hijos a cargo, desde entonces no volvió a cumplir funciones laborales.

“Mañana tendremos el informe de la clínica con detalles completos. Pero seguramente tuvo contacto con varios compañeros. Hoy el Congreso no está trabajando, tiene guardias mínimas y está vacío en lo que es presencialmente”, sostuvo el titular del sindicato de empleado legislativo, a la vez que adelantó que el servicio de Salud del gremio está al tanto de la situación y evalúa los pasos a seguir por posibles contactos con otros miembros de la nomina de la planta.

Durante la mañana de hoy, el Ministerio de Salud de la Nación había confirmado la última muerte por coronavirus en la Argentina. La paciente fallecida es una mujer de 71 años residente en la Ciudad de Buenos Aires. De esta manera ya son 83 las víctimas fatales a raíz de la enfermedad en el país y el número de contagios se mantiene por el momento en 1.975.

Respecto de los infectados confirmados, las autoridades sanitarias indicaron que 789 (40%) son importados, 672 (34%) son contactos estrechos de casos confirmados, 290 (14,7%) son de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica. En cuanto al promedio de edad de los fallecidos, el gobierno informó que es de 68 años mientras que el de los contagiados es de 45.

Entre otros datos, informaron que de los 1.975 contagiados, el 45.5% son mujeres y el 54.5% son hombres. A la fecha, el total de altas es de 440 personas y desde el inicio del brote se realizaron 18.027 pruebas diagnósticas para la enfermedad, lo que equivale a 397 muestras por millón de habitantes. Sólo ayer se hicieron 1.648 nuevos testeos.

El número de casos descartados hasta ayer es de 14.150, tanto por laboratorio y por criterio clínico y epidemiológico. Las principales franjas etarias afectadas de los casos registrados corresponden a personas de entre 20 y 59 años, siendo la edad promedio de 45 años.

Anoche, el presidente Alberto Fernández decidió extender la cuarentena obligatoria hasta el 26 de abril inclusive, aunque según dijo el mandatario, no descarta una cuarta fase del confinamiento, que sólo dependerá del comportamiento de la curva de la pandemia. Si el número de contagiados y muertos baja en un ciclo robusto y continuo, la cuarentena se flexibilizará y después concluirá. En caso contrario, el jefe de estado ordenará una nueva fase, que incluirá a los primeros días de mayo.