Este sábado de madrugada una familia de Casilda despertó con dos ladrones que, a punta de pistola, le exigían dinero. “Rompieron la puerta a patadas, uno estaba con barbijo y otro con un cuellito tapándose el rostro”, indicó Martín, el padre de los menores que viven en la vivienda junto a su madre y su abuela.

“Dos malvivientes rompieron la puerta de frente a patadas y cuando la familia se despierta estaban en la punta de la cama apuntando con un revólver a mi nene más chiquito”, indicó el hombre en diálogo con Radio Casilda. Y agregó que luego le colocaron el arma sobre la cabeza de su exesposa y “le exigían plata, estaban como alterados”.

Del lugar, se llevaron cosas materiales: dos garrafas, una tablet y un teléfono celular, “pero el susto no se lo saca nadie, mis nenes ayer vieron a dos chicos y pensaban que eran los que le habían robado”, señaló Martín. Entre sus dichos, indicó que hoy sus hijos temen de dormir solos.