Las cabinas de los peajes ubicados sobre la Autopista Provincial AP-01 volvieron a abrirse, luego de que semanas atrás quedaran sin personal y con barreras altas, a partir de la declaración del aislamiento social preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus. Los 220 trabajadores de la Autopista Rosario Santa Fe habían quedado desafectados de sus labores.

 

El cese de actividades en el servicio tuvo lugar el pasado 20 marzo, luego de que el gobierno nacional decretase la cuarentena obligatoria. En tanto, el 1 de abril de 2020 la administración del corredor vial Autopista Provincial AP- 01 «Brigadier General Estanislao López» quedó bajo la responsabilidad de la Dirección Provincial de Vialidad, por medio de una Unidad Ejecutora Especial a cargo de la Administración General de la misma. El traspaso quedó reflejado en el decreto 295/2020.

Desde Sutracovi, el gremio que agrupa a los trabajadores de peajes habían aclarado que el personal mantuvo las guardias en todos los corredores de la provincia, pero en el corredor de la AP-01 no hizo falta: la empresa decidió que se cerrara todo, ya que la Policía de Seguridad Vial se hacía cargo.

Desde el gremio aclararon además que “la provincia se hizo cargo de los empleados, respetando el convenio colectivo de trabajo y todos los ítems”.

Hoy la administración del corredor está a cargo de una Unidad Ejecutora dependiente de Vialidad Provincial.

Desde la semana pasada, los trabajadores realizaban guardias mínimas. Según Leandro Bond, secretario general de Sutracovi, les fue solicitado en ese momento volver al cobro en las cabinas, algo que no sucedió entonces hasta que el nuevo decreto presidencial exceptuara la actividad del aislamiento obligatorio.

Es por eso que desde las seis de la mañana de este martes, los trabajadores retomaron sus tareas y en las cabinas ubicadas en el corredor vial Rosario-Santa Fe se volvió a cobrar peaje a todos los vehículos que lo transitan.

Para reanudar las tareas, los trabajadores solicitaron que se tomen todos los recaudos necesarios para su propia seguridad y la de los conductores, según el protocolo correspondiente.

Hoy comenzaron su atención sin ningún elemento de protección, luego consiguieron “tapabocas” y alcohol en gel, ahora esperan contar con máscaras de acrílico para mayor seguridad. Según dijo Leandro Bond se le toma la temperatura a todos los trabajadores antes de comenzar las tareas.

En el resto de los corredores viales comenzarán con el cobro de peaje en las próximas horas.