Desde la Red de Instituciones de Barrio Roma queremos hacer pública nuestra preocupación e indignación ante el continuo ataque a los bienes que son de la comunidad: en éstos últimos días la Escuela Constituyente ha sido saqueada, en tanto el Club Independiente también ha sufrido robos y daños en su patio externo.

Los vecinos cansados de tanta inseguridad emitieron un comunicado que lleva las firmas de varias instituciones del barrio.

Entendemos y comprendemos que la pandemia nos lleva a los y las vecinas a permanecer en nuestras casas, al igual que quienes trabajan en las instituciones. Pero entonces nos preguntamos quién cuida de los bienes que son comunitarios, que costó tanto poder conseguirlos y sostenerlos, ya que a través de ellos podemos garantizar los derechos de la niñez y la adolescencia de todos los barrios que acuden a nuestros establecimientos.

Mientras nos cuidamos en casa, necesitamos que quienes deben ejercer los cuidados de los bienes de la comunidad nos garanticen su presencia de manera continua y permanente. Queremos volver a brindar de manera integral todo lo que sabemos en el regreso, pero en ámbitos dignos de trabajo.

Párrafo aparte amerita el cuidado y protección de los adultos mayores que hacen a la historia de nuestro barrio, solicitamos más presencia preventiva en éste momento tan especial en el que ellos están solos en sus casas.

Estado y comunidad debemos demostrar que nuestros jóvenes niños y adultos mayores son importantes, que este gran esfuerzo que hacemos de aislamiento preventivo vale la pena, pero entonces les solicitamos a las autoridades que garanticen el cuidado de los bienes que son de todos, que los repongan a la brevedad los bienes que fueron saqueados, para que al volver a lo cotidiano no sea con carencias , sino en lugares dignos para que el aprendizaje sea en el marco de los derechos humanos que nos merecemos.