Esto permitirá que los buques de gran porte, que ingresan regularmente al puerto local, puedan operar con normalidad.

Ante la bajante del caudal de agua en el Río Paraná, que provocó una pérdida de casi 3 pies de profundidad sobre la hidrovía, el Ente Administrador del Puerto de Santa Fe realizó una importante inversión en materia portuaria para comenzar a dragar el canal de acceso en sus puntos críticos donde se acumulan sedimentos.
El Puerto de Santa Fe está conectado con la Hidrovía Paraná – Paraguay a través de un canal de acceso artificial de 7 kilómetros y requiere una profundidad mínima de 25 pies para operar con normalidad.

Los trabajos de dragado permitirán extraer unos 50.000 metros cúbicos y tendrán una duración de una semana aproximadamente operando día y noche. A su vez, estos trabajos permitirán recuperar casi 5 pies de profundidad en el canal de acceso, y permitir que los buques puedan operar con normalidad en el Puerto de Santa Fe.

DRAGADO DE PROFUNDIZACIÓN
Los trabajos de dragado están a cargo de la empresa belga Jan de Nul, especialistas en obras de infraestructura marítima y portuaria a nivel mundial, y cuenta con una flota en el país de seis dragas, equipadas con la más moderna tecnología.

La draga Álvar Núñez Cabeza de Vaca, de casi 100 metros de eslora, es el buque draga que tendrá a cargo los trabajos, nave de bandera nacional, con una tripulación de 25 especialistas argentinos.