Las obras para la construcción de la Estación Transformadora General Conesa, fueron reactivadas en esa localidad rionegrina, tras el acuerdo de un protocolo sanitario que se estableció entre el municipio, el gremio, las empresas a cargo de la obra y el gobierno provincial.

El reinicio de la obra en el marco del Plan de Infraestructura Gobernador Castello, se logró tras el acuerdo entre el municipio de Geneal Conesa, Salud Pública rionegrina, el gremio Uocra y la Unión Transitoria de Empresas (UTE) conformada por Oriente Construcciones, ECA y Pro Obra, informó hoy el gobierno de Río Negro.

La circulación de personas relacionada con la obra pública es una de las excepciones al aislamiento social, preventivo y obligatorio, y “para eso fue necesario acordar el cumplimiento de un estricto protocolo sanitario, en resguardo de todos los vecinos”, aclaró el gobierno.

La empresa que realiza la obra aguarda el arribo de algunos especialistas provenientes de Misiones, donde estaban cumpliendo con el aislamiento vigente en sus respectivos hogares.

“Las personas que llegarán a la localidad no tendrán circulación por las calles de Conesa ya que se acordó que alguien del lugar haga las compras básicas que necesitan para vivir y hasta les carguen combustible, en el caso de ser necesario”, explicó la secretaria de Energía rionegrina, Andrea Confini.

Por su parte, el área de salud realizará controles cada tres días y “se les tomará la temperatura en forma diaria, como medidas extra de resguardo y para llevar tranquilidad a todos los habitantes de la localidad”, se indicó.

“El protocolo se aplicará por unos diez días porque es lo que estimamos para que el grupo de personas, culmine la planta eléctrica”, apuntó la funcionaria.

En febrero llegó el transformador de potencia para la nueva planta, “ya fue emplazado en su lugar definitivo y esta semana prevén efectuar una serie de conexiones relacionadas con su funcionamiento”, señaló Confini.

La habilitación de la nueva Estación Transformadora mejorará la calidad de servicio por baja tensión y evitará gran parte de las fallas registradas en la línea existente de 33 kV, ante la posibilidad de tomar energía del nodo interconectado a través de la futura Estación Transformadora del Parque Eólico Pomona.