Un hombre de años fue condenado hoy a cuatro años de prisión efectiva en un juicio abreviado realizado por videoconferencia en la ciudad de Paraná, en el primer proceso judicial de este tipo en Entre Ríos desde que fue decretado el aislamiento obligatorio para mitigar la propagación del coronavirus.

Se trata de Oscar Javier Ramón Carrizo, que estuvo presente en la audiencia desde la Unidad Penal 1 de Paraná para garantizar la distancia social y las normas de seguridad e higiene en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia.

Según las fuentes judiciales, el hecho que se le imputó a Carrizo ocurrió el 24 de diciembre de 2019 alrededor de las 4.30, cuando el ahora condenado intentó cortarle el cuello con un machete a un joven que se encontraba con sus amigos en un bar ubicado en un lavadero de autos de la capital entrerriana para robar sus pertenencias.

El joven, identificado como Lautaro Matias Beltzer, corrió a Carrizo pero éste le propinó un puntazo en la espalda e inmediatamente tomó una de las billeteras de la mesa e intentó fugarse, pero fue detenido a pocas cuadras por policías que se encontraba en la estación de servicio.

La abogada defensora Emiliana Cozzi había acordado con la fiscal a cargo de la investigación, Paola Farinó, una pena de cuatro años de prisión efectiva por el delito de robo calificado en grado de tentativa.

Por eso, el juez de Garantías de Paraná José Eduardo Ruhl aprobó hoy la pena en un juicio abreviado.

Además de Farinó y Ruhl, estuvieron presentes el nuevo defensor de Carrizo, Gaspar Reca; el presidente de la Sala Penal, Miguel Ángel Giorgio y la Directora de la Oficina de Gestión de Audiencia (OGA), Nancy Bizai.

Por otro lado, el próximo lunes está previsto un juicio abreviado en la ciudad de Colón donde la jueza participará por videoconferencia ya que pertenece al grupo de riesgo; y en Gualeguay habrá una audiencia por videoconferencia con tres lugares diferentes.