El «aplanamiento» de la curva de contagios en el país permite ir ganando tiempo para mejorar el equipamiento del Hospital. A los respiradores que llegaron hace algunas semanas y los equipos donados por particulares se sumaron 9 camas de alta tecnología para terapia intensiva.

Una de las razones que justifica la extensión del aislamiento social obligatorio es minimizar los riesgos de contagio y propagación de la pandemia del COVID-19, danto tiempo a los equipos de salud a mejorar la infraestructura y preparación para cuando llegue el momento, que todos consideran inevitable, de que se produzca una expansión importante del número de casos de pacientes afectados.

En ese marco, el Estado Nacional está cumpliendo con la distribución de equipamiento de avanzada para reforzar las unidades de terapia intensiva, lo que se suma a aportes muy importantes que, en el caso de Rafaela, están haciendo también instituciones, empresas y particulares, que han donado importantes sumas para la adquisición de insumos críticos, como monitores multiparamétricos, equipos de bioseguridad para la protección del personal de salud y otros materiales.

En ese marco, ayer el Hospital «Dr. Jaime Ferré» recibió nueve camas SV2 de alta tecnología, enviadas por el Ministerio de Salud de la Nación. Las mismas se sumarán al equipamiento hospitalario destinado al área de pacientes COVID-19. Dicho equipamiento posee una gran variedad de funciones y controles electrónicos: ajuste de posición, con solo pulsar un botón; indicador de cama baja; cabecera móvil, que ofrece al paciente una terapia segura y cómoda; y una quinta rueda que mejora la maniobrabilidad, ayudando a reducir las lesiones de espalda del personal de enfermería.También cuenta con luz debajo de la cama, otras comodidades para el paciente que la utilice y barandillas laterales que simplifican la salida del paciente y mejora su seguridad.

El Coordinador Epidemiológico de la Región Salud 2 de la Provincia, doctor Roberto Vitaloni, explicó que «son camas de última generación, que cuentan con mucha más comodidad para el paciente. Pueden adaptar posiciones diferentes según se requiera. Además posibilitan un mejor trabajo del equipo técnico, humano, médico, enfermeras y mucamas. Esto es así porque el tipo de articulación que tienen estas camas, favorece desde su movilización hasta mayor comodidad».

«Estas camas, al adoptar diferentes posiciones, cuando el paciente se encuentra con asistencia respiratoria o no puede moverse por sí solo, permiten un mayor margen de maniobras que posibilita una mejor atención», agregó.

«Todo el equipamiento que recibamos para afrontar la atención de los pacientes durante la pandemia, será utilizado una vez que pase, porque el sistema de salud público se viene equipando correctamente y se dispondrá de él, más allá del COVID-19»; finalizó Vitaloni.
Es importante destacar que las seis camas se suman a los once respiradores que recibió la ciudad; diez donados por el gobierno de la Provincia de Santa Fe y uno por el SAMCo de María Juana, poniendo en valor las cualidades humanas y solidarias de las autoridades de ese nosocomio.

Desde el Estado local se considera sumamente importante la incorporación de las camas y los respiradores al hospital público de nuestra ciudad, teniendo en cuenta el plan de contingencia que se viene llevando a cabo ante la emergencia sanitaria por el COVID-19.

Guardia externa

En otro orden, frente al Hospital «Dr. Jaime Ferré» se encuentra funcionando la guardia alternativa no COVID-19 en los Ómnibus Sanitarios que la Municipalidad de Rafaela puso a disposición para reforzar los servicios de salud del nosocomio local en un momento complejo donde se registra mucha demanda.

Se trata de un dispositivo donde se atienden pacientes que requieran consultorio pediátrico, consultorio general y vacunatorio, con el fin de descentralizar las consultas de demanda espontánea de la institución.

De esta forma, la guardia puede abocarse específicamente a urgencias y emergencias graves, incluyendo pacientes sospechosos de COVID-19, en el caso que deban ser trasladados al Hospital.

Vacunación antigripal

Con respecto a la vacunación antigripal que se realiza en el Ómnibus, el cronograma de atención es el siguiente, en función de la terminación del documento nacional de identidad (DNI) para los grupos de riesgo: los lunes para los documentos terminados en 0 y 1; el martes para los terminados en 2 y 3, el miércoles para 4 y 5; el jueves para los documentos terminados en 6 y 7; y el viernes para 8 y 9.

Se solicita a los afiliados de IAPOS y PAMI, vacunarse en la farmacia más cercana, llamando antes para consultar su disponibilidad de horario. De este modo, se evita la aglomeración de personas en los distintos centros de salud y se prioriza la atención para las personas que no tienen obra social.