Los dirigentes de Unión decidieron no aceptar la ayuda que ofreció la Confederación Sudamericana del adelanto del 60% de los derechos económicos por participar de la Fase 2 de la Copa Sudamericana.

Unión dio el golpe en la primera fase de la Copa Sudamericana, al dejar en el camino al poderoso Atlético Mineiro, a quien goleó en Santa Fe por 3-0 y la derrota por 2-0 en Belo Horizonte le sirvió para avanzar a la siguiente fase.

De esta manera, quedó sujeto a un sorteo que se realizará una vez que finalice la fase de grupos de la Copa Libertadores para saber quién será su rival en la siguiente etapa de la Sudamericana.

Pero debido a la pandemia del coronavirus el fútbol se paró en gran parte del mundo y Sudamérica no fue la excepción, con lo cual los dos torneos internacionales en importancia en la Confederación Sudamericana quedaron en suspenso.

De esta manera, la Conmebol dispuso que “los clubes que estén disputando en estos momentos la fase de grupos de la CONMEBOL Libertadores o CONMEBOL Sudamericana 2020 podrán solicitar un anticipo excepcional de hasta el 60% de los derechos de participación”.

“CONMEBOL permitirá con este adelanto que los clubes puedan afrontar sus necesidades financieras con mayores garantías”, agregó en otra parte del comunicado.

Pero luego de analizarlo en reunión de Comisión Directiva, y con el respaldo del dinero que cumplió Fox y Turner por los derechos de televisión para cumplir con los contratos del plantel profesional, se decidió no aceptar dicho aporte en forma de adelanto y esperar hasta que llegue dicha instancia para recibir el dinero correspondiente en dólares, motivado por la gran suba que está teniendo dicha moneda.