Brasil, Paraguay y Uruguay insisten en negociar un acuerdo de libre comercio con Corea del Sur, Líbano, Canadá y la India, pese al avance del coronavirus.

La Argentina decidió suspender su participación en las negociaciones de los acuerdos comerciales del Mercosur, con excepción de los pactos ya vigentes con la Unión Europea. Lo hizo, según la postura del Gobierno, para priorizar el resguardo de la economía local, en medio de la crisis por la pandemia.

La determinación se tomó tras plantear diferencias con “algunos socios” comerciales, según informó la Cancillería a través de un comunicado. Estas surgieron a raíz de que varias naciones del bloque insistían con avanzar en acuerdos de libre comercio con Corea del Sur, Líbano, Canadá y la India, en plena crisis económica agravada por la incertidumbre global a causa del coronavirus.

En ese sentido, la delegación argentina, encabezada por el secretario de Relaciones Económicas Internacionales Jorge Neme, informó la postura del país en la reunión de Coordinadores nacionales del Mercosur a través de una videoconferencia por la tarde del viernes. “La Argentina se previene de los efectos de la pandemia mientras protege las empresas, el empleo y la situación de las familias más humildes”, informaron desde el Gobierno.

En referencia a los posibles acuerdos que, según trascendió, Brasil, Paraguay y Uruguay están de acuerdo en concretar, la Cancillería señaló que es importante “detener la marcha de esas negociaciones”. Sin embargo, aclaró que “seguirá acompañando la marcha de los acuerdos del Mercosur con la Unión Europea y la EFTA, sin entrar en debates por ahora estériles”.

La misiva cerró al aclarar que la postura del país “no surge de un capricho, sino de una visión sobre el modo de fortalecer las relaciones con las naciones del bloque regional”.

Por su parte, Paraguay, que ejerce la presidencia pro témpore del bloque, explicó que, junto a los demás estados que forman parte del Mercosur, “evaluarán medidas jurídicas, institucionales y operativas más adecuadas en razón de la decisión soberana de la República Argentina de manera de no afectar el proceso de construcción comunitaria del Mercosur y de las negociaciones comerciales en curso”.