Ayer, una enorme grieta a lo largo de 20 metros había afectado distintas dependencias de la institución de la costa central rosarina.

Una parte del Club Mitre de Rosario colapsó este sábado y cayó a las aguas del río Paraná. Ayer, una enorme grieta a lo largo de 20 metros había afectado distintas dependencias de la institución de la costa central rosarina.

La pronunciada bajante del Paraná trae una serie de inconvenientes a lo largo de todo su curso. La baja registrada, la mayor en 50 años, no sólo impide que los buques que se abastecen de soja en los puertos de la zona de Rosario puedan cargar a pleno sus bodegas por razones de seguridad, también produjo la depredación de la fauna ictícola y algunos desbarrancamientos.

El viernes por la mañana, gran sorpresa se llevaron las autoridades del club de pesca cuando el muelle que se utiliza como comedor y el sector de baños para sus socios, presentaba una grieta de unos 15 a 20 centímetros (paralela al río) a lo largo de casi toda su extensión de unos 20 metros.

Ante los riesgos que presenta el muelle, miembros de Defensa Civil se habían hecho presentes en el club para evaluar los daños y los pasos a seguir. La inspección y evaluación primaria estuvo a cargo del ingeniero Carlos Ion.

Con respecto a los motivos de la rotura, el ingeniero señaló que “a simple vista sería consecuencia de la retirada del agua que en cierta manera hace oposición, aunque no descarto una posible falla en la estructura. Es simplemente una hipótesis”. Y añadió “habrá que realizar un estudio de suelos para saber cuál fue el verdadero motivo. No es algo extraño si se agrandan las filtraciones en la barranca las estructuras pueden ceder”.