En medio de la feroz tormenta, hubo al menos tres desprendimientos frente al parque Urquiza. Cortaron el tránsito. 

Esta vez no fue por la bajante del río Paraná, pero lo cierto es que un nuevo desprendimiento se produjo en una barranca rosarina. Fue en la bajada de Pellegrini, unos 50 metros antes de llegar a la avenida Belgrano, de la mano que da al río, es decir frente al parque Urquiza.

Al menos tres pedazos de barranca se desmoronaron en medio de la tremenda tormenta de este martes hacia la avenida, cuya calzada quedó cubierta por la tierra y barro. Uno de esos pedazos era realmente muy grande, tanto que dejó un importante socavó. Pero por suerte, nadie pasaba por el lugar en ese momento con lo cual no hubo heridos.

El barro quedó sobre la calzada de Pellegrini.

Gonzalo Ratner, de Defensa Civil de la Municipalidad, dijo que no hay otro motivo que la intensa caída de agua para el desprendimiento. La Municipalidad cortó el tránsito hasta limpiar la gran cantidad de barro caído.

El desprendimiento dejó al descubierto caños de desagüe que pasaban debajo de la barranca y que quedaron rotos, según se informó.