Una mujer descendió de su vehículo y un enorme árbol se desplomó, por causa de la lluvia y el viento. “Estoy viva porque no era mi día”, contó. Luego confió: “Me quedé sin sustento, hace cinco meses que no trabajo”. 

Una mujer se salvó de milagro este martes en medio de la lluvia. Se bajó de su vehículo de transporte escolar en Zeballos e Iriondo y segundos después un árbol se desplomó sobre el techo del utilitario. “Me salvé porque hoy no era mi día”, contó. Y luego describió con congoja: “Me quedé sin mi único sustento, hace cinco meses que no trabajo y hasta tuve que dar de baja el seguro”.

El hecho ocurrió en Zeballos e Iriondo, en el marco de la tormenta que azotó a Rosario y la región este martes por la mañana. Daniela descendió del vehículo para dirigirse a un “negocio familiar que me está dando una mano para poder comer”. En ese momento, el gran árbol de la vereda cayó sobre el techo del vehículo.

“Estoy viva porque no era mi día”, confió en De 12 a 14 (El Tres). “Apenas bajé del vehículo se desplomó el árbol”, precisó.

Luego, acongojada, señaló que “hoy perdí lo único que tengo, mi único ingreso, ahora tengo que ver cómo llevo comida a mi casa”.

“Fue cuestión de segundos, bajé del vehículo y se desplomó el árbol”, reiteró.

Daniela comentó que “es un árbol inmenso y se ve que el tronco está podrido, ya se habían hecho muchos reclamos por éste y otros árboles”.

Después se mostró apenada porque este hecho agrava su situación económica, según detalló: “Tengo el seguro que me exigen por transporte público, pero el seguro particular contra todo riesgo lo tuve que dar de baja porque hace cinco meses que no trabajo prácticamente”, apuntó.

“Hoy no tengo plata ni para mover el vehículo de acá”, cerró.