Una joven catamarqueña que permanece desde hace casi dos años con prisión preventiva en el marco de una causa que investiga el crimen de un hombre fue beneficiada hoy por un tribunal que le concedió la prisión domiciliaria tras una videoconferencia, informaron fuentes judiciales.

Se trata de la detenida Abigail Fiama Lobos (20), quien lleva casi dos años bajo el régimen de prisión preventiva, imputada por el delito de “homicidio simple”, en perjuicio de Daniel Nicolás Vega (74).

La decisión fue adoptada por la Cámara Penal 3, integrada por los jueces Jorge Palacios, Marcelo Soria y Patricia Olmi, quienes resolvieron por unanimidad concederle el beneficio de prisión domiciliaria a la joven teniendo en cuenta la situación que se vive por el coronavirus.

“En el día de ayer, en la Cámara Penal 3 que presido, a través de videoconferencia, hemos realizado una audiencia que había sido solicitada por la defensa de una imputada que estaba alojada en el correccional de mujeres, solicitando la prisión domiciliaria”, explico hoy a la prensa el juez Soria.

Según las fuentes, la imputada pidió ser excarcelada puesto que debía cuidar a su hija de 5 años, que actualmente vive con la abuela, la cual no puede hacerse cargo.

Tras el análisis del caso, los jueces aceptaron el pedido de Lobos, aunque establecieron que la resolución se extienda por el tiempo que dure la cuarentena por la pandemia.

En esta línea, Soria explicó que “la acusada solo está imputada en estos momentos en la causa y la situación que planteaba era una situación que escapaba a la letra del código procesal y teniéndola en cuenta y obviamente el interés superior del niño, se hizo lugar a esa prisión domiciliaria”.