Una mujer de 65 años murió hoy luego de haber sido atacada a martillazos durante un robo en su casa de la ciudad de Corrientes, y por el crimen detuvieron a tres sospechosos, uno de ellos sobrino de la víctima, informaron fuentes policiales.

La jubilada asesinada fue identificada por la policía como Delfina Gutiérrez (65), quien falleció esta mañana en el Hospital Escuela General San Martín de la capital correntina, donde estaba internada desde anoche con un severo traumatismo de cráneo.

Según las fuentes, un sobrino de la víctima, Brian Pereyra (25), alias “el porteño”, quedó detenido en las últimas horas como principal imputado.

Al joven se lo acusa de haberse dirigido ayer a las 19 a la casa de su tía, en el barrio San Jorge, en la ciudad de Corrientes, para reclamarle la entrega de una suma de dinero, a lo que la mujer se negó.

En esas circunstancias, el joven aparentemente atacó a su tía a martillazos en la cabeza, tras lo cual, le robó varios efectos de valor, como un televisor y una garrafa de gas, y escapó.

Por su parte, Delfina fue auxiliada por familiares y vecinos que escucharon sus gritos de auxilio y que también identificaron a su sobrino como el presunto agresor.

Según las fuentes, a partir de los datos aportados por los testigos, esta mañana la Policía detuvo al sobrino de la víctima y a otros dos jóvenes, de 20 y 21 años, quienes tenían en su poder el televisor robado a la jubilada.

En tanto, la garrafa de gas fue recuperada en poder de otra persona del lugar que aparentemente se la había comprado a los acusados.