Son más de mil pescadores que atraviesan una situación muy grave en materia económica, social y sanitaria.

“La Asociación Civil de Pescadores de Alto Verde, representantes de 24 comunidades de pescadores del centro-norte provincial, desde Puerto San Martin a Villa Ocampo, solicitamos en forma urgente, declárese la veda total de la pesca en todo el rio Paraná, por la histórica bajante del caudal de agua en la cuenca.

Esta situación hace que, de los 1548 pescadores asociados, que en su totalidad están atravesando una grave situación socioeconómica, el 70% no puedan ejercer esta actividad, no solo por la gran bajante del rio, sino por los altos costos de los insumos, (combustible, etc.) y los irrisorios precios de la materia prima, por parte de los frigoríficos.
Por lo antes expuesto, se requiere para estas 1548 familias de una Ayuda Económica de Emergencia, de $15.000 (pesos quince mil) mensuales.”