La Superliga suiza, la primera división del fútbol helvético, recibió el visto bueno de las autoridades para reanudar el 8 de junio con partidos a puerta cerrada, después de una reducción de las restricciones impuestas para frenar la pandemia de coronavirus.

Además de esta autorización, el Consejo Federal de Suiza también anunció hoy que los clubes deportivos tienen permiso para entrenar en grupos de más de cinco personas a partir del 11 de mayo.

Los eventos a gran escala con espectadores siguen prohibidos hasta finales de agosto, lo que incluye la reunión de atletismo de la Liga Diamante en Lausana el 20 de agosto.

La Superliga, que engloba a los diez mejores equipos del fútbol suizo, se suspendió a mediados de marzo.

A falta de trece jornadas para la finalización del campeonato, St. Gallen y Young Boys están empatados al frente de la clasificación, informó la agencia DPA.