Unos 35.000 vehículos fueron desinfectados luego de atravesar el túnel subfluvial que une las ciudades de Santa Fe y Paraná desde el 26 de marzo, en el marco de las medidas para evitar contagios del coronavirus, informó hoy la administración de ese viaducto.

En el sector santafesino del túnel Raúl Uranga-Carlos Sylvestre Begnis se dispuso un puesto sanitario que realiza la desinfección de todos los vehículos que circulan por el viaducto.

El director del área técnica del enlace interprovincial, Augusto Cortez, explicó que las desinfecciones se realizaban “de manera manual”, pero luego se sumó personal de Bomberos Voluntarios de Santa Fe realizando dos columnas de pulverización.

El personal utilizó “300.000 litros” de una solución compuesta por agua e hipoclorito, “sin cargo para el usuario” y con apoyo de la Policía de Seguridad Vial.

Por su parte, la representante del gobierno de Santa Fe en el organismo, Karina Rotela, detalló que el 85% del flujo que circula por el viaducto “corresponde a vehículos de mediano y gran porte”.

“Es indispensable seguir adelante con el cumplimiento de los protocolos sanitarios para contribuir con el resguardo de casi 1 millón de personas radicadas entre ambas capitales provinciales”, remarcó en un comunicado.