Este lunes por la mañana dos personas fueron detenidas en pasaje Venialbo al 7600 luego de cometer un violento robo en una vivienda.

 

Este lunes a primera hora la presencia de varios móviles policiales en la zona de Pasaje Venialbo al 7600 alertó a los vecinos del barrio Guadalupe Oeste. En una de las esquinas la Policía de la provincia de Santa Fe llevó adelante la detención de al menos dos personas involucradas en un violento robo en una vivienda.

Por la mañana, delincuentes ingresaron a robar en una vivienda. En el interior del hogar, maniataron a los propietarios del hogar mientras revisaron la vivienda.

Uno de los dueños contó que su vecina fue quien llamó a la policía. “Escuché los gritos de auxilio, los ladridos de los perros y llamé”, dijo la vecina de las víctimas del robo, quien había sido alertada de la presencia de extraños por su marido cuando salió para ir a trabajar.

“A las seis de la mañana mi mujer se levantó y cuando abrió la puerta para ir a trabajar, los delincuentes entraron”, contó el hombre dueño del hogar. Cuando él se levantó de la cama al escuchar los gritos, corrió a la puerta y allí los ladrones lo atacaron. A los empujones lo tiraron al piso. “Cuando se levantó mi hijo, hicieron lo mismo”, relató la víctima.

El propietario de la casa aseguró que los ladrones tenían un cuchillo y un destornillador cada uno. “Iban a entrar aunque estuviésemos durmiendo”, sostuvo el hombre. “Constantemente nos amenazaban e insultaban, pero no nos golpearon nunca”, explicó. La víctima contó que lo que querían y les pedían era dinero.

Homicidios

El violento robo se dio unas pocas horas después de que ocurrieran dos homicidios en menos de cuatro horas. Desde el comienzo de la cuarentena el 20 de marzo, en las calles del departamento La Capital solo había ocurrido un homicidio en Sauce Viejo. Sin embargo, bastaron poco menos de cuatro horas para que el número se eleve a tres asesinatos en lo que va del aislamiento. Este domingo entre las 20.30 y las 24 , dos hombres fueron asesinados en la ciudad de Santa Fe en diferentes hechos violentos en barrio Cabal y barrio Santa Rosa de Lima.

El primer homicidio ocurrió en medio de una balacera minutos antes de las 21. En un enfrentamiento en Estanislao Zeballos e Ignacio Crespo, en el límite entre barrio Cabal y barrio Las Lomas, dos jóvenes resultaron heridos. Uno de ellos, Lautaro Valdéz de 18 años, recibió dos disparos en la cabeza, mientras que el otro chico fue herido en la pierna.

Ambas víctimas fueron trasladadas al Hospital Iturraspe, pero Valdéz no resistió y perdió la vida camino al efector de salud. El otro herido, que está fuera de peligro, declaró que el ataque ocurrió luego que dos personas a las que pudo identificar cruzaron en un auto, bajaron los vidrios y le dispararon.

El segundo homicidio del domingo ocurrió tan sólo unas tres horas más tarde pero en otro punto de la ciudad. El ataque ocurrió en calle Aguada al 1600 en barrio Santa Rosa de Lima. Por segunda vez en el día dos personas fueron heridas de arma de fuego y trasladadas, esta vez, al Hospital José María Cullen. De la misma manera, uno de ellos, Martín Campos de 42 años, falleció en el camino al hospital mientras que el otro permanece internado en grave estado.

Los asesinatos del domingo se convirtieron en el segundo y el tercer homicidio perpetrados en las calles del departamento La Capital desde que el 20 de marzo comenzó el aislamiento social preventivo y obligatorio. El anterior había ocurrido en Sauce Viejo el domingo 19 de abril, cuando fue asesinado Alberto José Ramírez. Por el crimen hay dos imputados en prisión preventiva, familiares de la víctima.

Los restantes ocho homicidios contabilizados en este período ocurrieron en la cárcel de Las Flores: cinco durante el motín del 23 de marzo (tres murieron en el acto y otros dos posteriormente, en el hospital Cullen), dos en un enfrentamiento “cuerpo a cuerpo” el 31 de marzo y el último fue asesinado de una puñalada durante una trifulca en el patio central del penal el 16 de abril.