Jujuy será la primera provincia en reabrir el turismo desde que se impuso la cuarentena en todo el país, el 1 de junio próximo, en principio sólo para turistas residentes en su territorio, aunque se estudia ampliarlo a provincias vecinas, anunció el gobernador provincial, Gerardo Morales.

Los detalles del plan de reapertura de las actividades turísticas, denominado “Jujuy para los jujeños”, se conocerán mañana, según lo adelantó anoche el mandatario provincial.

“El día miércoles (6 de mayo) anunciamos un plan de turismo que va funcionar desde el 1 de junio y se va a llamar Jujuy para los jujeños”, anticipó Morales, quien apuntó que también se evalúa establecer un corredor con Salta y Catamarca.

Con el gobernador salteño, Gustavo Sáenz, evaluarán la situación epidemiológica, que es similar a la de Jujuy, para habilitar un paso entre las dos provincias y, “en un par de semanas tendremos las mismas medidas de seguridad”, indicó.

“Estamos fuertes en las fronteras y tenemos las mismas políticas”, sostuvo Morales, quien detalló que “la idea es ampliar la zona y tratar de trabajar con Catamarca, que no tiene casos”.

“Queremos crear una zona verde donde reactivemos a full la economía, sostuvo Morales”.

Ayer, el sector privado de la gastronomía jujeña difundió un protocolo consensuado con el Comité Operativo de Emergencia provincial, llamado “Gastrotur Jujuy”, con una serie de normas a cumplir por restoranes y confiterías para cuidar la salud de clientes, trabajadores y proveedores de esos establecimientos, con vistas a la reapertura del turismo local.

Jujuy cumplió ayer su día número 31 sin que se registraran nuevos casos positivos de coronavirus. Desde la llegada de la pandemia, en el territorio provincial hubo cinco contagios, todos ellos importados.