El Observatorio Sirio de Derechos Humano indicó que la cifra de fallecidos probablemente aumente por la cantidad de heridos que dejó la operación, atribuida por esta organización a Israel.

Al menos 14 milicianos proiraníes murieron esta madrugada tras los bombardeos en varias zonas en la provincia de Deir al Zur, en el este de Siria, según el Observatorio Sirio de Derechos Humano.

El bombardeo tuvo como objetivo posiciones en Al Mayadin y zonas a su alrededor, en el este de Deir al Zur y limítrofe con Irak, donde están presentes estas milicias que apoyan al dictador sirio, Bashar al Assad, dijo la ONG, con sede en el Reino Unido y con una amplia red de informadores en Siria.

El Observatorio señaló que los 14 milicianos muertos son de nacionalidad iraní e iraquí y añadió que se espera que el número de decesos aumente por la gravedad de los heridos, que no especificó.

Según el OSDH, los ataques aéreos habrían sido efectuados “en la noche por aviones caza israelíes” en el desierto en la región de Al Mayadín y las localidades de Al Salihiyya y Al Kawriyya. Israel no se ha pronunciado al respecto ante estas informaciones y no suele referirse a los bombardeos en territorio sirio.

El ataque se produjo horas después de que el régimen de Bashar al Assad atribuyese a Israel otro ataque contra almacenes militares en la provincia de Alepo, donde también hay milicias iraníes. Por el momento no se ha informado de víctimas de este ataque, el cuarto atribuido por el gobierno sirio a Israel en 15 días.

Los ataques israelíes se han incrementado en las últimas semanas contra territorio sirio, y sobre todo en la zona de Deir al Zur, ya que Israel considera que la presencia de Irán en Siria representa una amenaza para su seguridad.

El pasado viernes, el gobierno sirio denunció un ataque sirio contra el Golán y el 27 de abril atribuyó de nuevo a Israel otro bombardeo a las afueras de Damasco en el que murieron, según dijo, tres civiles.