Unos 200 comerciantes esperancinos reclamaron, frente al Municipio, por la apertura de las actividades durante un encuentro entre representantes de todo sector productivo y autoridades municipales.

Unos 200 comerciantes de la ciudad cabecera del departamento Las Colonias se manifestaron frente al Palacio Municipal en reclamo de la apertura de las actividades que les permita volver al trabajo.

La concentración incluyó el acompañamiento de dirigentes de la Unión de Comerciantes Esperancinos (Ucoes), así como la presencia de los integrantes del Centro de Industria, Comercio y Afincados de Esperanza (Cicae), quienes previo a la movilización mostraron su preocupación ante la falta de actividad del sector “que se está fundiendo”.

La intendenta Ana Meiners mantuvo una reunión con representantes de instituciones intermedias del sector comercial de la ciudad, para buscar alternativas que permitan a comerciantes y emprendedores volver al trabajo.

“Es comprensible”
Leandro Aglieri, presidente del Centro de Industria, Comercio y Afincados de Esperanza, comentó a este medio que “en cuanto a la marcha, se llega a esta situación por una cuestión entendible. Nosotros comprendemos que es un estado muy delicado, así que cada uno es libre de manifestarse al respecto”.

“Creemos que antes del fin de semana podemos contar con un avance concreto sobre el nuevo proceso de flexibilización para poder reactivar los sectores económicos. Al menos desde nuestro departamento de Las Colonias, esperamos una flexibilización bastante amplia, lo mismo en aquellas zonas de la provincia que no tuvieron prácticamente casos de contagio. Como integrante de la Federación de Centros Comerciales de la Provincia (Fececo), también estamos instando a las autoridades del gobierno santafesino a que se expida cuanto antes sobre esta situación”, remarcó el dirigente esperancino.

“En la reunión -contó Aglieri- estuvieron representados los sectores productivos involucrados en los diferentes reclamos, como la industria, el comercio, los servicios, transporte, madereros, gastronómicos, entre otros, incluso hasta se elevó un pedido puntual del sector vinculado a los gimnasios”.

“Fuimos convocados por el Municipio de Esperanza -aclaró- para evaluar la situación actual y ver si había nuevas propuestas desde la Provincia”.

Aglieri lamentó que no haya sido “muy resolutiva la reunión”. “Como en casi todos los municipios, acá también nos expresaron que todo queda centralizado en lo que disponga el gobierno provincial a partir de lo que elevan desde los Comités de Crisis de los departamentos”.

“Más allá de que los comercios están frente a una situación límite, lo que también pedimos es que nos hagan llegar tanto los inconvenientes que está atravesando cada comercio así como una propuesta de trabajo para hacerle llegar a las autoridades como entidad representativa que somos”, expresó.

Gestiones
Días pasados, el secretario de Gobierno de la Municipalidad de Esperanza, Alfonso Gómez, se refirió a la situación social en la ciudad producto de la pandemia de coronavirus, y apuntó que “en anterior se pasó de entregar unos 320 a 340 bolsones de alimentos a más de 900, lo que marca que hay afectada un montón de gente que desarrollaba una actividad de cuentapropismo o era monotributista de categoría baja o empleados que se quedaron sin trabajo”, apuntó el funcionario en diálogo con la CSC Radio.

En este sentido, aclaró que “este esfuerzo ha dado resultado porque no hay casos y ante eso la gente plantea por qué no se liberan actividades y el contrapunto desde la parte médica plantea que no hay casos porque no se libera, entonces está claramente esa puja permanente de encontrar un equilibrio controlado para salir de esta situación”.

Gómez agregó que “la clave a futuro estará en el compromiso ciudadano, en la capacidad de control, y es la única forma de adaptar y cambiar patrones culturales que no podrán seguir estando al menos mientras dure la pandemia, y a medida que se flexibilicen actividades como irá sucediendo si la cosa continua así, habrá que tomar un montón de resguardos con elementos de seguridad que hasta la fecha eran impensados”.

A los bocinazos

En la ciudad de Rafaela -de donde es oriundo el gobernador Omar Perotti- los vecinos salieron a reclamar con bocinazos por la reapertura de los comercios, los servicios y las actividades en general. La manifestación popular se dio este lunes a la tarde en las calles rafaelinas ante la delicada situación que atraviesa el sector privado frente al impedimento de trabajar, aun aplicando los protocolos sanitarios por la pandemia.