Ayer alrededor de las 14 arribaron a la pista del aeródromo de Rafaela tres aviones que trajeron equipos médicos que participaron del operativo de ablación múltiple que se realizó en el Hospital Jaime Ferré, a partir de la donación de órganos de un joven de 24 años.

Un joven de 24 años que había sufrido un accidente de tránsito ingresó el lunes al Hospital Jaime Ferré derivado de Tostado, con traumatismo de cráneo grave y muerte cerebral.

Miembros del Centro Único de Ablación e Implante de Órganos (CUDAIO), dependiente del Ministerio de Salud de la Provincia, llegaron el lunes por la noche a Rafaela, donde iniciaron todos los protocolos y pasado el mediodía de ayer comenzaron con la ablación de órganos que duró alrededor de cuatro horas.

Para tal procedimiento arribaron al aeródromo local tres aeronaves de la empresa Baires Fly, -todos contratados-, matrícula LV-BAW Learjet 35; matrícula LV-FVZ Learjet 60; matrícula LV-IYQ Learjet 35. Son los tres aviones reactores, de los cuales dos salieron de Aeroparque y regresaban allí.

De acuerdo a la información oficial, pasadas las 18 culminó la ablación múltiple en el Hospital de nuestra ciudad, en un operativo que estuvo a cargo del CUDAIO, personal efector de salud y la Asociación Civil Honrar la Vida.

El joven donante, era sano y muchos órganos pudieron ser donados, con lo cual la donación incluyó corazón, hígado, páncreas, riñones y córneas; con destinos al Hospital Italiano de Buenos Aires, Hospital Británico de Buenos Aires y Hospital Cullen de Santa Fe.
La directora del Hospital local, María Elena Infeld, precisó que la “Dirección del Hospital acompaña el pesar de la familia y enaltece el gesto de grandeza al continuar dando vida a partir de esta decisión”.

Por su parte Osvaldo Minighini, de Honrar la Vida, valoró la importancia que tiene que una persona pueda de dejar explicitado que es donante, porque cuando sucede un hecho así, hay un sistema en donde esa información está registrada y el proceso es mucho más fácil para la familia.