“No se puede calificar lo nuevo con los criterios viejos”, resumió la titular de la cartera educativa. Se elaborarán mecanismos que permitan evaluar la metodología remota o a distancia. Y proponen pensar el concepto de año lectivo como períodos más extensos, que trasciendan estrictamente el “año calendario”.

La provincia de Santa Fe resolvió no evaluar ni calificar el primer trimestre del ciclo lectivo 2020 en todos sus niveles. Idéntica decisión habían anticipado ya las autoridades de Córdoba. La determinación está directamente vinculada con la ausencia de alumnado en las aulas. Como se sabe, desde que el país ingresó en cuarentena hace un mes y medio, se suspendieron las clases en las escuelas de todo el territorio. Desde entonces, la presencialidad se sustituyó por la educación remota o a distancia pero que en la práctica, representa una gran asimetría determinada esencialmente por el grado y calidad de conectividad que se registre en cada uno de estos hogares.

Esa heterogeneidad derivó en diferentes mecanismos de vinculación entre docentes y alumnos: conexión a las plataformas virtuales del propio establecimiento, tareas enviadas y corregidas por watsapp o vía mail, o cuadernillos entregados a cada familia. La diversidad y -en buena medida- dispersión tornó casi imposible la evaluación de los contenidos enseñados, al menos, desde los mecanismos habituales de calificación. Sobre esa base, es que la cartera educativa resolvió no evaluar el primer trimestre.

Nuevos métodos

En diálogo con la prensa, la ministra Adriana Cantero, aseguró que la decisión ya está tomada. “No vamos a calificar ni evaluar el primer trimestre del año. No se puede evaluar un sistema de aprendizaje absolutamente diferente con los parámetros de la enseñanza tradicional que implica esencialmente la presencialidad. No podemos calificar lo nuevo con los criterios viejos”, aseveró.

Respecto de cómo se encarará el trabajo para los próximos meses, la funcionaria adelantó que “se empezará a pensar en la posibilidad de construir criterios de valoración para los procesos, las habilidades y las capacidades que los chicos están desarrollando en esta experiencia de aprender a la distancia, y que son diferentes; son otras capacidades y otros saberes”. Asimismo, ratificó la entrega de cuadernillos para todo el alumnado “tengan o no” conectividad. “Es uno por alumno -aseguró-. Con eso vamos a empezar a vertebrar algunas propuestas más sistematizadas, que también nos permitirán evaluar”.

Según adelantó, “esta semana vamos a empezar a difundir una serie de resoluciones y decisiones sobre cómo evaluar las trayectorias educativas, y orientar las tareas de mayo y junio hasta que lleguemos al período de receso invernal”.

– ¿Qué implica no evaluar un trimestre? ¿Hay riesgo de perder el año lectivo? ¿Se recupera después?

– No es grave porque todas las normativas admiten la posibilidad de la no calificación de un trimestre en todos los niveles sin que ello invalide el año lectivo; el año se puede terminar igual. Así que no afecta la trayectoria (educativa). Lo que queremos es ser muy honestos. La evaluación forma parte del proceso de aprendizaje y si ese proceso es diferente porque claramente lo es (no es que no se trabaja sino que se está trabajando de otro modo), no podríamos calificar con los métodos que caracterizan al sistema presencial.

– ¿Se avizora que no se vuelve a las aulas hasta después del receso invernal?

– Es probable. En ese tiempo, buscaremos un nuevo mecanismo de evaluación para estos nuevos mecanismos de aprendizaje. Y mientras trabajamos estos formatos, iremos pensando y planificando las distintas maneras de afrontar el retorno a las aulas cuando las autoridades sanitarias lo definan. Todo lo que valoremos de este proceso inédito, lo vamos a incorporar en lo que planifiquemos cuando volvamos a la presencialidad. Y eso se integrará y trabajaremos prioridades pedagógicos que a la vez permitan articular el actual ciclo lectivo con el de 2021 para ir pensando en ciclos lectivos más extendidos, de dos años, por ejemplo; y no tan ceñidos al año calendario.