El gobierno de Santa Fe lanzó hoy dos líneas de crédito destinadas al sector turismo para paliar “las consecuencias que trajo aparejadas el aislamiento” por la pandemia de coronavirus, en ambos casos con tasa subsidiada y un año de gracia para el repago, informaron fuentes oficiales.

Las líneas de crédito, específicas para el sector de la actividad turística, se ofrecen a través del Consejo Federal de Inversiones (CFI).

La primera está dirigida a Microempresas y Pymes “con un monto de hasta $400.000 a sola firma para capital de trabajo, con una tasa variable que hoy rondaría cerca de 6,5 por ciento”, explicó el secretario de Turismo santafesino, Alejandro Grandinetti.

Agregó que el plazo de devolución es de dos años con “un período de gracia de doce meses”.

Esa línea incluye monotributistas desde la categoría C en adelante.

La segunda línea de créditos es de hasta $ 2.500.000 “con una tasa variable, que hoy estaría en el orden del 12,9 por ciento, con un tope de hasta 30” puntos, detalló el funcionario.

Grandinetti explicó que el plazo de devolución del préstamos también es de dos años con uno de gracia incluido.

Dicha línea crediticia “excluye a los monotributistas y requiere de garantía real prendaria o hipotecaria”, detallaron fuentes oficiales.

“Creemos que estas dos herramientas con muy importantes, vinculadas al capital de trabajo, a la posibilidad de pagar sueldos o cualquier otro tipo de actividad”, sostuvo hoy el secretario de Turismo.

Y añadió que “nos van a permitir transitar estos meses complicados y hasta tanto se restablezca la actividad del sector turísticos, que entendemos que quizás va a ser una de las más golpeadas, no sólo en Santa Fe o en la Argentina, sino a nivel mundial”.

Los créditos están destinados a los rubros alojamiento, gastronomía, agencias de viaje, transportes turísticos, guías de pesca, prestados de turismo activo y otros prestadores turísticos.