La Provincia hizo la gestión y el visto bueno llegó. La norma entrará en vigencia con su publicación en el Boletín Oficial.

El gobierno nacional autorizó este miércoles la reactivación de las obras privadas en el Gran Rosario y Gran Santa Fe, los dos aglomerados que a entender de la administración provincial requieren un poco más de atención en la pandemia. El permiso aclara que se encuentra sujeto a la implementación y cumplimiento de los protocolos sanitarios que cada jurisdicción establezca.

Las obras habilitadas deberán realizarse con no más de cinco trabajadores, profesionales o contratistas de distintos oficios y “siempre que los trabajos no impliquen ingresar a viviendas con residentes, locales o establecimientos en funcionamiento, en los aglomerados urbanos de Gran Santa Fe y Gran Rosario”.

También será condición indispensable la “organización de turnos, si correspondiere, y los modos de trabajo y de traslado que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio del nuevo coronavirus”, reza el decreto.

Por otro lado aclara que “las empleadoras y los empleadores deberán garantizar las condiciones de higiene y seguridad establecidas por las respectivas jurisdicciones para preservar la salud de las trabajadoras y de los trabajadores”

Claro que todos los trabajadores alcanzados por la medida deberán tramitar el Certificado Único Habilitante para Circulación – Covid-19 como ocurrió con los otros rubros exceptuados.