Las empresas que realizan los traslados cobran un porcentaje muy alto por el servicio, y la idea es abaratar esos costos y ayudar a los gastronómicos.

Los responsables de bares y restaurantes de la ciudad atraviesan un período de asfixia y complicaciones. Mientras intentan enfrentar esta etapa de aislamiento por la pandemia del coronavirus, están tratando de buscar alternativas que bajen los costos y promuevan más ventas. En un escenario de enormes dificultades, en el que las empresas de delivery les cobran más del 30 por ciento por sus servicios, referentes del sector gastronómico rosarino están ideando una aplicación gratuita para potenciar la compra-venta online, dentro de Vidrieras en Red, un espacio virtual municipal que promueve el comercio local.

Según deslizaron, esta aplicación será exclusiva para el rubro de bares y restaurantes; y sus características serán similares a la metodología que utiliza “Vidrieras en Red”, un sistema gratuito, tanto para el vendedor como para el comprador, que permite exponer y vender productos a negocios adheridos que están cerrados por la pandemia, de manera más directa, tratando de evitar la intervención de las empresas de delivery.

“Conocemos las dificultades que están pasando, y pretendemos que la gastronomía se siga manejando con servicios de delivery durante la cuarentena. Entendemos que hay situaciones de abuso por parte de algunas aplicaciones, que llegan a cobrar hasta un 33 por ciento a bares y restaurantes. Nosotros apoyaremos y acompañaremos con firmeza a la gastronomía local”, recalcó ayer el intendente Pablo Javkin.

Por su parte, el secretario de Desarrollo Económico y Empleo de Rosario, Sebastián Chale, explicó que “la aspiración del sector es llegar a una aplicación que tenga las funciones que ofrecen las otras aplicaciones en general. Y dentro de Vidrieras en Red se puede llegar a implementar”.

Chale contó que ya tuvo reuniones con Germán Giró, secretario de Modernización y Cercanía municipal, y los referentes del sector gastronómico. “Entendemos que hay una necesidad, en un momento de caída de rentabilidad, especialmente en este rubro, que está facturando muy poco, y con el costo que suma el delivery”, remarcó.

Muy preocupados

“Hay un porcentaje mayor al 30 por ciento que se llevan las aplicaciones, y representa una auténtica preocupación para todo el sector. Se incrementó la comisión, y eso complica aún más un escenario de ventas muy bajo de los bares y restaurantes”, comentó el funcionario municipal.

Chale aclaró que “más allá de lo que se pueda legislar, esto representa un desafío tecnológico. Nosotros estamos desarrollando las posibilidades técnicas de la aplicación, pero aún faltan resolver algunas cuestiones”.

Por su parte, Germán Giró (secretario de Modernización y Cercanía), confió que “estamos en fase de desarrollo”, y anticipó que “será una sección, una readecuación, dentro de Vidrieras en Red”. Y subrayó que “la idea es avanzar lo más rápido posible para poder acompañar en este momento tan complicado al sector gastronómico”.