Desde el domingo el nivel permanece sin modificaciones. En su reporte semanal, el INA advierte que podría perder unos centímetros. 

Desde el domingo al mediodía la altura del Río Paraná en el puerto de la ciudad de Santa Fe se mantiene en 80 centímetros. Así se puede ver en el registro diario que realiza la Prefectura Naval Argentina en su sitio web.

Como viene reflejando El Litoral, desde finales de febrero hasta estos días el nivel del río fue en notorio descenso. En el verano, rozó los tres metros en el puerto local (2,99 mts) y desde entonces comenzó a decrecer. Para mediados de marzo llegó a los 2,28 mts; luego, el 5 de abril rompió la barrera del 1,50 mts (marca registrada a fines de 2019) y posteriormente, a mediados de abril perforó el metro.

Como se dijo, este fenómeno no se producía hacía 50 años en la región de Santa Fe. Según los datos históricos, la última vez que el río descendió por debajo del metro fue en 1971 cuando llegó a 42 cm.

Con este panorama, se modificó el paisaje ribereño en la región. Por ejemplo, en la ciudad de Santa Fe la Laguna Setúbal se presenta más reducida y se puede apreciar el suelo fangoso y vegetación, habitualmente ocultas bajo el agua. También, por la bajante quedaron expuestos restos de lo que sería un viejo puente, predecesor al Colgante que sólo duró en pie unos años. Unos kilómetros más al este, en el Paraná propiamente dicho, el poco caudal dejó a la vista la malla protectora del túnel subfluvial. Las imágenes que captó el drone de El Litoral rápidamente se viralizaron y llegaron a medios nacionales.

El pronóstico del INA

Este martes, como todas las semanas, el Instituto Nacional del Agua (INA) publicó su informe con las proyecciones para las próximas semanas con respecto al nivel del río.

Para el 19 de mayo, el organismo advierte que el Paraná podría descender a 78 cm en el puerto santafesino. Mientras que para el 26 de este mes, la altura podría sufrir otra modificación y llegaría a 75 cm.

Al mismo tiempo, en el informe se aclara: “Las condiciones que determinan la bajante en curso persisten en las cuencas que aportan al caudal en el río Paraná en territorio argentino. La futura evolución de los niveles en este tramo del río dependerá fuertemente de la distribución espacial y montos de las lluvias. La tendencia climática sigue siendo desfavorable. Las conversaciones formales con los países vecinos se mantendrán en los próximos días, concentrando la atención en el caudal entrante al tramo argentino del río Paraná”.