La Policía montó un importante operativo en el marco de la investigación del crimen de Rodrigo Sánchez, mano derecha del jefe narco. Hay detenidos y se secuestraron armas y drogas.

La Agencia de Investigación Criminal de la Policía de Santa Fe realizaba más de diez allanamientos en las inmediaciones del Mercado de Concentración de Fisherton en el marco de la investigación por el asesinato de Rodrigo Sánchez, el jefe de sicarios de Esteban Lindor Alvarado, que fue ultimado a tiros el pasado 19 de marzo cuando conducía su camioneta en Wilde y San Lorenzo.

Según informaron fuentes policiales, en los allanamientos que tienen lugar este viernes se secuestraron armas, drogas, y quedaron detenidas varias personas.

El homicidio en cuestión ocurrió casi dos meses atrás. La víctima, identificada como Rodrigo Carlos Sánchez (44), conducía una camioneta Toyota Hilux color gris cuando fue atacado a balazos en el cruce de Wilde y San Lorenzo, por dos hombres que se movían en un Renault Logan.

Sánchez era el jefe de sicarios de Alvarado, un hombre que está detenido e imputado como instigador del crimen de un prestamista y como líder de una asociación ilícita destinada a cometer múltiples delitos.

El sábado anterior al crimen, Sánchez había visitado a Alvarado en el penal santafesino de Piñero, donde cumple prisión preventiva a la espera del juicio oral.

El fallecido era considerado como “mano derecha” del jefe narco, un hombre que se inició en el delito robando autos en el conurbano norte de la provincia de Buenos Aires, que luego se desarmaban en Rosario.

Tras recuperar la libertad, a principios de abril de 2019 Alvarado fue detenido por la Policía de Santa Fe en un camping de la localidad cordobesa de Empalme Río Tercero, por los delitos mencionados anteriormente.