Desde el 20 de marzo al 11 de mayo, fueron liberados 534 presos en Santa Fe. De ese total, 59 recibieron arresto domiciliario pero no todos están vinculados a los riesgos de salud por el coronavirus.

Desde el inicio de la cuarentena dispuesta por la pandemia del coronavirus, en Santa Fe salieron 534 personas de todas las cárceles de la provincia por distintas causales. De ese número, 59 recibió arresto domiciliario. Entre los beneficiados se encuentran personas acusadas por abuso sexual y asesinatos de Rosario.

Según informó la periodista Ivana Fux en De 12 a 14 (El Tres), entre el 20 de marzo y el 11 de mayo salieron de todas las unidades penitenciarias santafesinas 534 reclusos, por resoluciones de la Justicia provincial y federal. La información surgió a partir de un pedido de informes, aprobado la semana pasada en la Legislatura provincial, del diputado Oscar “Cachi” Martínez.

De acuerdo a los datos señalados por la cronista, de los 534 internos, 79 recibieron libertad asistida; 147 libertad condicional; 193 tuvieron el cese de la prisión preventiva; 56 cumplieron con la pena en su contra; y 59 recibió arresto domiciliario.

De los 59 internos que recibieron domiciliaria –no todos beneficiados por ser grupo de riesgo en medio de la pandemia–, ocho fueron condenados por homicidio y todos son de Rosario.

También fueron beneficiados seis presos por delitos sexuales, de los cuales cuatro son de la ciudad.