Bomberos y brigadistas lograron controlar la “única línea de fuego activo” que queda en la Sierra Central de San Luis en el incendio que se desató el pasado viernes, confirmó hoy el jefe del Programa San Luis Solidario del gobierno de la provincia, Fabricio Portella.

“Está controlado, observado y vigilado” por bomberos y brigadistas, y en el territorio “quedan muy pocos focos activos”, aseguró Portella a Télam, sobre la única línea de fuego activo, “que baja por la ladera con dirección a la localidad de Potrero de los Funes, sobre avenida 25 de mayo”, distante a aproximadamente 20 kilómetros de la capital provincial.

El fuego había comenzado el viernes alrededor de las 14 y desde entonces los bomberos trabajan para intentar apagarlo.

El funcionario, explicó que ayer un helicóptero hizo reconocimiento del terreno para poder trabajar esta mañana y que las condiciones climáticas que esperan, con una temperatura de 26° C, “ayudan” para que los efectivos puedan hacer pie “en la sierra y encarar el combate contra el fuego”.

Aclaró, que un hubo evacuados en San Luis y que se aconsejó a los vecinos del lugar salir de sus viviendas “si presentaban problemas respiratorios”, debido a las cortinas de humo que rodeaban a las poblaciones ubicadas en el faldeo de la Sierra, pero que “no se registraron evacuados, ni vecinos afectados” por la situación.

Cuatro bomberos fueron derivados al sistema de salud por haber “inhalado humo”, relató, luego de trabajar en el lugar desde las “16 hasta las 23 horas de ayer, quienes permanecen en observación y sin complicaciones”.

Portella, indicó que es prematuro poder saber los orígenes del incendio y la cantidad de monte nativo afectado por el fuego ya que se trató de varios “frentes inconsistentes” que es difícil de meritar mientras “permanezca algún foco activo”.

“Solamente tenemos el lugar donde comenzó el fuego, nos abocamos a las tareas para tratar de controlar y manejar la situación, pero seguramente a lo largo de estos días habrá una investigación para saber qué pasó”, dijo.