25 C
Santa Fe
jueves 27 de enero de 2022

Por el paro de colectivos, el único botero de Alto Verde tiene una alta demanda

Foto: Captura

Te puede interesar

Gerónimo Heredia, el único conductor de botes que está trabajando durante la cuarentena obligatoria, reveló que tiene una alta demanda debido a la necesidad de transporte en Alto Verde, que se incrementó enormemente a partir del paro de colectivos que se mantiene en toda la zona.

“Por el paro de colectivos la gente se ha tirado un poco para acá porque no hay otro transporte, así que por lo menos se está moviendo estos días, vamos a ver qué pasa cuando vuelvan los colectivos” nos contaba el botero de Alto Verde.

En cuanto a la cantidad de viajes que realiza por día, el paro de colectivos marcó la diferencia: “hoy hice alrededor de 20 viajes, ida y vuelta, cuando no había paro de colectivos hacía el 20% de lo que hago ahora”.

Por otra parte, el navegante contó que tuvo que arrancar a trabajar cuando comenzó el paro de colectivos, ya que durante la cuarentena obligatoria tanto él como los otros nueve boteros de la zona habían suspendido la actividad. “Empecé el lunes cuando hubo paro de colectivos para que la gente se pueda movilizar, porque no tiene otra forma”.

En cuanto a su situación económica, confesó estar pasando un momento duro, que se vio acrecentado por la crisis sanitaria. Ante la pregunta de cómo pudo subsistir los días en los que no trabajó, Heredía indicó que “subsistimos porque mi mujer pudo trabajar, tiene que cuidar a una señora mayor y consiguió el permiso. Esto es día a día -en referencia a su trabajo arriba de la embarcación-, es para mantenerte, no es como para hacer plata”.

Normalmente tarda unos diez minutos en llevar a los pasajeros de una punta a la otra, con capacidad para llevar nueve personas por viaje, a menos que la Prefectura indique otra cosa. El costo del pasaje básico es de $ 25, mientras que el escolar es de $ 10 y $ 15 para estudiantes de primaria y secundaria, respectivamente.

Otro de los problemas que debe afrontar es el de la bajante del Río Paraná: “De aquel lado – Alto Verde- es muy playado y hay mucho barro así que continuamente tengo que estar haciendo la planchada en movimiento para que se sostenga la embarcación porque si no se queda empantanada en el barro” explicó.

[comentarios]

Últimas noticias