A la crisis sanitaria en la capital y sus alrededores, que mantiene el 93% de las camas críticas ocupadas, se suma la crisis social agudizada por una cuarentena obligatoria que ha afectado a centenares de miles que comen con lo que obtienen de su trabajo diario, viven hacinados y ya eran una población vulnerable antes de la pandemia.

El Colegio Médico de Chile advirtió el lunes que la capital, que concentra la mayor cantidad de contagiados y muertos por el nuevo coronavirus, está cerca de que los equipos médicos especializados lleguen al límite de su capacidad.

El vicepresidente del organismo, Patricio Meza, señaló que puede suceder “pronto” que los equipos especiales para pacientes graves “estén llegando a su límite de funcionamiento”.

Chile, con 18 millones de habitantes, tiene 583 especialistas en cuidados intensivos, 475 emergenciólogos y 1.897 anestesistas. Ellos “no se pueden aumentar al infinito, por más camas, por más ventiladores que haya”, indicó Castillo.

Hasta ahora Chile ha reportado 46.059 casos positivos y 478 fallecidos.

A la crisis sanitaria que en Santiago y sus alrededores mantiene el 93% de las camas críticas ocupadas, se suma la crisis social agudizada por una cuarentena obligatoria que ha afectado a centenares de miles que comen con lo que obtienen de su trabajo diario, viven hacinados y ya eran una población vulnerable antes de la pandemia.

En la barriada pobre de El Bosque, al suroeste del centro, decenas de personas salieron a protestar a las calles exigiendo comida. “Tengo niños, soy madre soltera, no puedo trabajar (por la cuarentena obligatoria)… no me ha llegado ninguna ayuda”, gritaba una mujer a a prensa en el lugar.

El presidente Sebastián Piñera anunció la víspera la entrega de 4,5 millones de canastas de alimentos. Entre apoyos a empresas y personas el gobierno ha destinado unos 17.000 millones de dólares, en torno al 7% del Producto Interno Bruto.

En América Latina se han registrado a la fecha más de 483.400 contagios y más de 30.900 muertos, con Brasil con la mayor cantidad de infecciones y decesos.

A nivel mundial se han infectado más de 4,7 millones de personas y muerto más de 316.800, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

En la mayoría de la gente este virus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todo los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves e incluso la muerte.