Personal del Servicio Penitenciario de Santa Fe encontraron estupefacientes en uno de los paquetes que familiares le querían enviar a los internos. Las drogas estaban ocultas en el interior de tres budines.

En ese marco, se convocó a la Brigada Departamental XV de la Agencia de Investigación Criminal que procedió al secuestro de los elementos. Según contó el portal Periódico Corondino, la encomienda secuestrada tenía alimentos y prendas de vestir; pero dentro de tres budines, bien abajo, envuelta con servilletas de papel, había una sustancia vegetal con aroma similar a la marihuana.

En total, había cerca de 25 gramos de estupefacientes. Intervienen en la causa el Juzgado Federal 1 y la Fiscalía Federal de Santa Fe haciéndose causa al respecto y continuando con la investigación.