Se trata de un electrocardiógrafo que estaba en la sala Covid de médicos y tiene un costo aproximado de 1500 dólares.

A pesar del trabajo incansable de los profesionales de la salud contra la pandemia de coronavirus, la delincuencia no perdona.

El lunes pasado cerca de las 13:30 una médica del Cullen notó la faltante de un electrocardiógrafo que estaba en la Sala de Aislamiento Covid  dentro de la sala de médicos.

El equipo tiene un valor aproximado de 1500 dólares. Desde el nosocomio realizaron la denuncia, pero hasta el momento no pudieron recuperarlo.

El director del Cullen,  Juan Pablo Poletti,  confirmó el hecho y manifestó que “es triste” lo sucedido.

Lo que más llama la atención del hecho es que se trata de una zona vigilada por cámaras y hay seguridad policial dentro del edificio.

Foto y detalles del equipo robado 

Audio: Audio: móvil, Rubén Bellato.