Será con un máximo de diez personas y hasta las 23:00. Lo anunció el gobernador Rodolfo Suárez.

La provincia de Mendoza autorizará las reuniones familiares los fines de semana con un máximo de diez personas y un horario límite de las 23:00, tras cumplirse dos meses de cuarentena.

“A partir de mañana, estableceré por decreto la posibilidad de reuniones familiares, con un máximo de 10 personas. Será para quienes tengan vínculo directo como padres, hijos y hermanos. Solo estarán habilitados los días sábados, domingos y feriados, con restricciones de horario”, publicó este miércoles en su cuenta de Twitter, el gobernador de esa provincia, Rodolfo Suárez.

A partir de mañana, estableceré por decreto la posiblidad de reuniones familiares, con un máximo de 10 personas. Será para quienes tengan vínculo directo como padres, hijos y hermanos. Solo estarán habilitados los días sábados, domingos y feriados, con restricciones de horario.

Además, el gobernador, en declaraciones a medios de la localidad mendocina de General Alvear, adelantó: “Mañana tendré una reunión con el Presidente para ver los nuevos términos de la cuarentena y saber cómo será el paso siguiente. Esto lo vamos monitoreando día a día. Las decisiones las tomo en conjunto con los intendentes de todos los oasis de la provincia”.

Suárez explicó también que las reuniones se permitirán con familiares directos, con un tope máximo de horario, que será fijado hasta las 23:00, y anticipó que “habrá fuertes multas para quienes no cumplan”.