Efectivos de la Guardia Rural Los Pumas -en colaboración con personal de la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (ASSAL)- procedieron a labrar un acta de infracción y secuestrar aproximadamente 140 kilógramos de carne vacuna de una carnicería de la ciudad de Reconquista.

La carne no contaba con el sello del ente correspondiente y el comercio no tenía la facturación de compra. Además, presentaba cortes irregulares, por lo que ASSAL determinó que su procedencia no era segura y se procedió a su secuestro.

Se dio conocimiento del procedimiento al fiscal Alejandro Rodríguez, quien dispuso que la carne secuestra sea trasladada al digestor del frigorífico para que su incineración.