Se trata de José Luis Maciel de 55 años. Los ilícitos en perjuicio de una de las víctimas fueron cometidos entre 1999 y 2009. La fiscal que estuvo a cargo de la investigación de los hechos es Alejandra Del Río Ayala.

La funcionaria del MPA detalló que en el transcurso de esta semana se hicieron ocho juicios abreviados por abusos sexuales, todos los cuales finalizaron con condenas de efectivo cumplimiento para los imputados.

Un hombre de 55 años identificado como José Luis Maciel fue condenado a 15 años de prisión como autor de delitos contra la integridad sexual cometidos en la ciudad de Santa Fe en perjuicio de la hija y de la nieta de su pareja. La sentencia fue dictada por el tribunal pluripersonal integrado por los jueces Leandro Lazzarini, Rosana Carrara y Sergio Carraro en el marco de un juicio en el que se abreviaron los procedimientos.

Por el ilícito cometido en perjuicio de la hija de su pareja, Maciel fue condenado como autor penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal calificado (por la guarda y por la situación de convivencia), en concurso ideal con promoción a la corrupción de menores agravada (por la guarda y la situación de convivencia).

En relación al ilícito cometido en perjuicio de la nieta de su pareja, Maciel fue condenado como autor del delito de abuso sexual simple calificado (por la guarda).

La fiscal de la Unidad Fiscal Especial de Violencia de Género, Familiar y Sexual (Gefas), Alejandra Del Río Ayala, estuvo a cargo de la investigación de los hechos ilícitos.

La hija de su pareja

“Los abusos en perjuicio de la hija de su pareja fueron cometidos en fechas indeterminadas y en reiteradas oportunidades en un período de tiempo comprendido entre 1999 y 2009, en una vivienda ubicada en la zona noroeste de la ciudad de Santa Fe”, precisó Del Río Ayala. En tal sentido, indicó que “el condenado convivía allí con la víctima –quien era menor de edad al momento de los hechos–, con la madre de la niña y con otras hijas de la mujer”.

“Los abusos comenzaron cuando la víctima era muy pequeña y se extendieron hasta su adolescencia”, detalló la fiscal y añadió que “fueron permanentes durante cuatro de los 10 años. Luego continuaron de manera intermitente”.

Acerca de la modalidad del accionar delictivo del condenado, la funcionaria del MPA informó que “aprovechaba los momentos en los que se quedaba a solas con la víctima y le decía que se trataba de un juego, que no debía decirle a nadie si no quería que le hiciera lo mismo a sus hermanas”.

Del Río Ayala indicó que “la modalidad, frecuencia y duración de las agresiones adelantaron el libre y normal desarrollo de la sexualidad de la víctima, para quien Maciel representaba la figura paterna de su hogar”.

También la nieta

La fiscal también se refirió al ilícito cometido en perjuicio de la nieta de su pareja, que ocurrió en otra vivienda también de la ciudad de Santa Fe. “Se trata de una casa que el condenado compartía con su pareja, y a la que la víctima menor de edad asistía de visita en algunas ocasiones”, indicó. En tal sentido concluyó que “Maciel la agredió sexualmente en una oportunidad en la que la niña quedó a su cuidado”.

La investigación

Del Río Ayala detalló que “la investigación que finalizó con la condena de Maciel se inició a raíz de una denuncia radicada por la mujer que fue abusada entre 1999 y 2009”. La funcionaria del MPA agregó que “esta víctima –que hoy es mayor de edad– fue a la policía porque su hija menor de edad fue agredida por el mismo hombre.

“Al brindar información acerca de lo que ocurrió con su hija, también informó lo que le había pasado a ella tiempo atrás. Por eso es que investigamos las agresiones sexuales en perjuicio de las dos personas”, explicó la fiscal.

Ocho condenados

“Entre el lunes de esta semana y hoy se realizaron las audiencias de ocho juicios abreviados. Todos finalizaron con condenas”, valoró Del Río Ayala. “Se trata de ocho casos de abusos sexuales en los que se impusieron penas de prisión efectiva a los imputados”, valoró la fiscal Del Río Ayala.