Se firmó esta mañana un convenio entre la Cámara de la Construcción y el gremio de la Uocra que convalida una resolución nacional.

Esta mañana, en dependencias del Ministerio de Trabajo de la provincia, se refrendó un convenio que convalida el pago de un porcentaje no remunerativo para los empleados del sector de un 75 por ciento.

Estuvieron presentes el secretario del área, Juan Manuel Pusineri; el titular de la CAC Santa Fe, Renato Franzoni y el secretario general de la Unión Obrera de la Construcción, delegación Santa Fe, César Cassina.

“Se refrendó hoy un convenio que ya se había firmado en Buenos Aires entre la Cámara de la Construcción y el gremio para tratar de unificar todos los aspectos y darle un porcentaje no remunerativo pero con adicionales al personal como una forma de ir acomodando una situación donde hay muchas personas que no están trabajando, además que la falta de movimiento en general está afectando mucho a las empresas”, sostuvo Cassina.

Agregó el dirigente que “la realidad de los trabajadores en Santa Fe no escapa a la que vive todo el mundo. Desde el gremio tratamos de poder hacer que se incremente el cupo de personas por obra porque hasta hoy el máximo son cinco obreros. Esto en una obra inmobiliaria este número de operarios es muy difícil que se pueda producir correctamente. La idea es que, respetando el protocolo, se puede flexibilizar un poco la cantidad de gente por obra”.

Por su parte, el titular de la Cámara Argentina de la Construcción, filial Santa Fe, Renato Franzoni, destacó que “posiblemente en las próximas horas o días se pueda conocer algún decreto en el orden provincial que nos permita incorporar una mayor cantidad de personal a nuestras obras privadas, porque lo que hemos visto hasta ahora no se ha producido ningún desorden, se respetaron los protocolos y, además, no se registraron nuevos casos en la ciudad. Esto significa que venimos muy bien. Por eso esperamos que exista algún anuncio que nos permita incorporar más personal”.

Una parálisis que afecta a la provincia

Franzoni sostuvo, en un momento del diálogo con la prensa que “quiero expresar que hoy está paralizada la obra pública en la provincia, pero esta parálisis no es atribuible a la pandemia, sino que se trata de un tema de larga data que se origina en una deuda que tiene desde el Gobierno para con las empresas contratistas. Por ese motivo estamos en reuniones semanales con el ministro de Economía (Walter Agosto) y la ministra de Infraestructura (Silvina Frana). El martes próximo volveremos a tener una reunión y ojalá podamos entendernos y lleguemos a un acuerdo que satisfaga a las partes lo que permitiría que se ponga en marcha la obra pública que registra una parálisis en más del 90 por ciento de la provincia”.