El paciente se presentó en el Hospital central de San Luis con síntomas compatibles con el coronavirus. Tras solicitar su internación, arrojó al piso a la médica e intentó huir.

En los últimos días, el Gobierno presentó un proyecto ante la Legislatura porteña con el fin de penalizar a todo aquel que de lleva a cabo actos discriminatorios hacia el personal de salud. Las multas podrían valer hasta 17 mil pesos. La propuesta se planteó a partir de la cantidad de casos de profesionales de salud que sufrieron algún tipo de acoso en tiempos de pandemia. Este viernes 22 de mayo, se conoció otro episodio violento ejercido hacia una médica en el Hospital de San Luis.

Se trata de Giuliana Gatica, una joven de 25 años que se encuentra haciendo su residencia en la institución provincial. Mientras se encontraba en el consultorio de patologías respiratorias, la médica atendió a un paciente que ingresó con síntomas compatibles al del coronavirus.

De esta manera, Gatica tomó las medidas necesarias y activó el protocolo para internar al hombre y ubicarlo en las salas de aislamiento. Sin embargo, cuando le explicó la situación a su paciente, recibió una respuesta totalmente inesperada. El hombre se mostró en contra de la decisión de la profesional, por lo que se negó a ser internado y la atacó brutalmente.

Tomó a la médica de su campera y la tiró en el piso. Tras el episodio violento, trató de escapar. Sin embargo, no logró su objetivo. Los testigos de la agresión asistieron y contuvieron a la mujer.

Las autoridades locales detallaron: “Inmediatamente el resto del personal sanitario y de seguridad presente acudió en auxilio de la mujer y evitó que la desagradable situación se prolongue”.

En cuanto al paciente, fue retenido por los trabajadores del hospital.