Tienen nexo epidemiológico detectado. Por otro lado, subió a 83% la tasa de recuperados, y bajó a 1,1% la tasa de letalidad. 

Según el reporte sanitario santafesino de este viernes, el Ministerio de Salud provincial reportó 4 casos nuevos de Covid-19 en la bota provincial (tienen nexo epidemiológico confirmado, porque tuvieron contacto estrecho con persona infectada, con lo cual se descarta la circulación comunitaria en esa ciudad y el resto de la provincia). Suman 7 los “positivos” en las últimas 48 horas, todos los cuales corresponden a la ciudad del sur. Con ello, el total de afectados por la enfermedad generada por el virus sars-cov-2 desde el comienzo de la pandemia a la fecha es de 258.

De los casos atendidos y estudiados en la provincia, hay 213 pacientes confirmados no activos, es decir, previamente pacientes con criterio de alta. “Esto representa un 83% de tasa de recuperación sobre el total de infectados (hasta hace unos días, ese porcentual era de 82%)”, dijo la secretaria de Salud, Sonia Martorano.

En estudio (sospechosos) quedan 186. “Ningún paciente se encuentra internado en cuidados intensivos”, aseguraron fuentes provinciales. Los casos confirmados “presentan una evolución favorable, algunos son internados sólo con la finalidad de asegurar el aislamiento”, indicaron. En números globales, se registraron 7.745 notificaciones, de las cuales 7.301 ya fueron descartadas.

A la fecha hay tres muertos por coronavirus, y la tasa de letalidad en la provincia tuvo un descenso del 1,1% (ese porcentaje era de 2,23 hasta hace unos días). “La curva está aplanada”, aseguró la funcionaria. Y precisó algunos datos del Plan Detectar, donde se busca pacientes sintomáticos o con pocos síntomas (oligosintomáticos) para realizar testeos rápidos.

Tanto en Santa Fe como se Rosario, el programa se desplegó en siete barrios: Abasto, Yapeyú y San Agustín fueron los distritos elegidos de esta capital donde se implementó. Entre ambas ciudades se realizaron hisopados a 203 personas, y “todas dieron negativos de Covid-19”, aseveró Martorano.

“La importancia de ir a comunidades cerradas, o vulnerables, es que donde pueden producirse los nuevos brotes se hacen los rastreos in situ. Con todo, se pudo confirmar que no hay circulación comunitaria”, añadió Martorano. Adelantó que la semana próxima se continuará con este plan.