Hasta ahora la lista de activos elegibles que tenían los bancos incluían títulos del BCRA y del Tesoro Nacional, por lo que esta medida busca dar más atractivo a las ON que emitieron o emitan las empresas para buscar financiamiento en el mercado interno.

El Banco Central (BCRA) habilitó hoy a los bancos públicos y privados a invertir su liquidez en Obligaciones Negociables (ON) de empresas de buena calificación, de modo que sean elegibles para establecer como vías alternativas a las operaciones de pases activos, informó la autoridad monetaria.

Hasta este momento la lista de activos elegibles que tenían los bancos incluían títulos del BCRA y del Tesoro Nacional, por lo que con esta medida se busca dar más atractivo a las ON que emitieron o emitan las empresas para buscar financiamiento en el mercado interno.

“Si bien ahora hay liquidez suficiente en el sistema, la señal a los bancos es que las ON son un buen mecanismo de financiación”, explicaron desde el BCRA.

La decisión fue adoptada hoy en la reunión de Directorio de la autoridad monetaria y es una formalización de lo conversado el 7 de mayo entre su presidente, Miguel Pesce, y el presidente de la Unión Industrial Argentina, Miguel Acevedo.

Por entonces, en una reunión que encabezaron las cúpulas de ambas instituciones, se presentaron distintos instrumentos sobre los que el BCRA estaba trabajando para fomentar el crédito a empresas a través del mercado de capitales.

“Está en estudio permitir que los bancos que inviertan en Obligaciones Negociables emitidas por empresas en el mercado de capitales puedan utilizarlas como instrumentos de liquidez”, había asegurado por entonces el Central en un comunicado.

Otro de los mecanismos de financiamiento sobre el que está trabajando el BCRA es la “Factura Conformada”, un instrumento de crédito para descontar en entidades financieras o el mercado de capitales.

“Estos instrumentos junto con el fortalecimiento del Fogar, se combinan con el crédito a tasa cero para monotributistas y autónomos y el programa de Asistencia de Emergencia Trabajo y Producción (ATP), junto con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)”, destacó la autoridad monetaria.

Por otra parte, los créditos a micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) a una tasa subsidiada del 24% anual para capital de trabajo y pago de salarios ascendían a $223.280 millones desde el inicio de su otorgamiento a finales de marzo, alcanzando a 113.618 empresas.

Asimismo, la asistencia financiera para monotributistas y autónomos a través de la línea de crédito a tasa cero, a 15 días de su vigencia, alcanzaba a 151.443 individuos por un monto total de $19.890 millones, según los últimos datos oficializados por el BCRA.