El ministro de Salud porteño Fernán Quirós explicó por qué no evalúan implementar cordones sanitarios como los que impuso la Provincia en Villa Azul.

El gobierno porteño descartó este martes implementar una estrategia de aislamiento total en las zonas populares, tal como hizo la Provincia en el Barrio Villa Azul, ubicado entre los partidos de Quilmes y Avellaneda, en donde se registraron 81 infectados con coronavirus.

Así lo aseguró el ministro de Salud Fernán Quirós en conferencia de prensa. “Hemos sido claros. Dado que la distribución comunitaria del virus en toda la Ciudad es dispersa, no tiene sentido cerrar algún subterritorio en particular”, señaló.

Y agregó: “No es que tenemos la enfermedad en un solo lugar y el resto de la ciudad libre de circulación comunitaria. Nos parece que es eficaz ir a la búsqueda de los casos potenciales, identificarlos y distanciarlos de la comunidad y su familia. Es la estrategia que estamos aplicando en todo el territorio porteño”.

De esta forma el funcionario porteño rechazó colocar un cordón sanitario en los barrios 31; en la 1-11-14 y en Ciudad Oculta, entre otros asentamientos.

El lunes fueron confirmados otros 31 casos positivos de coronavirus en el barrio de Villa Azul, por lo que la cifra de infectados trepó a 84. A raíz de que se espera un brote aún mayor, las autoridades bonaerenses decidieron aislar al asentamiento.

En esa zona se registran alrededor de 900 viviendas con más de una familia en cada una. El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, admitió que se estima que los contagios en el lugar “pueden aumentar mucho más”.