Confirman la gravedad del panorama del sector y reclaman el involucramiento de autoridades locales y provinciales. “Los colectivos son de Santa Fe y los trabajadores también”, aseguran desde la UTA y advierten que “no se quedarán quietos”. 

Este martes, al cumplirse 15 días sin servicio de colectivos en la ciudad de Santa Fe, se realizan audiencias entre empresarios, gremios de trabajadores y funcionarios del Ministerio de Trabajo provincial. Son dos encuentros, uno con representantes del transporte interurbano y el otro por el urbano.

En la previa de estos encuentros, a los cuales no fueron convocados funcionarios municipales, tanto desde el sector empresarial como el de los representantes de los trabajadores coincidieron en remarcar el estado de crisis preocupante del transporte urbano e interurbano. Cabe remarcar que en las inmediaciones a las oficinas del Ministerio de Trabajo se juntaron varias unidades de colectivos.

Desde la Asociación de Transporte Automotor de Pasajeros expresaron que es necesario un refuerzo en los subsidios; “sino se va a hacer muy difícil la subsistencia del sistema”, reconoció Leandro Solito titular de ATAP. “La situación es grave porque de las empresas agrupadas en la cámara funcionaban las que tenían servicio en un radio de menos 60 km, las otras hace dos meses que no tienen actividad; entonces la situación es muy crítica”, agregó.

Al ser consultado por la prensa por sobre las expectativas de la audiencia, Solito respondió: “Vamos a tratar de lograr una solución en conjunto. queremos evitar la pérdida de la fuente de trabajo. Necesitamos que se incremente el dinero de los subsidios”, apuntó.

Participación de autoridades locales

A su turno, Osvaldo Agrafobo de UTA Santa Fe reclamó por el involucramiento de autoridades locales y provinciales en el conflicto. “Es muy preocupante el panorama que estamos viviendo. Estamos pidiendo que las autoridades locales empiecen a participar para poder resolver este problema, que cada vez se agrava más”, señaló en rueda de prensa antes de la audiencia.

En ese sentido, el representante de los choferes aseguró: “Estamos en crisis hace más de un mes. Los trabajadores ya no pueden esperar más, están muy preocupados”. Y lanzó: “Si no se le encuentra una solución rápida algo va a pasar.”

Cuando se le consultó por el rol de las autoridades, Agrafobo afirmó: “El intendente lo que tiene que buscar es cómo salir de este problema. La gente quiere salir a trabajar y no puede. Esto se resuelve con dinero; a los trabajadores les deben parte del sueldo de abril. No estamos pidiendo que nos regalen nada, queremos salir a trabajar”.

“La responsabilidad es de las autoridades locales, son colectivos urbanos y provinciales. Están mirando qué va a pasar en Buenos Aires y los trabajadores son de Santa Fe. No nos vamos a quedar quietos”, cerró.

Autobuses Santa Fe depositó parte del saldo

Por lo que pudo averiguar El Litoral, la empresa Autobuses Santa Fe pagó el viernes 22 la suma de 10 mil pesos correspondiente al salario de abril. Así las cosas, todavía adeuda entre un 25 y 30 por ciento del total de los salarios.