Una es la Polo Norte de barrio Candioti y la otra es una sucursal de la Balear a metros del club Unión.

La panadería Polo Norte de Marcial Candioti y Juan del Campillo, una de las asaltadas

Las panaderías de la ciudad fueron el blanco elegido por los delincuentes este lunes feriado, ya que al menos dos negocios fueron asaltados, uno en barrio Candioti y el otro en cercanías del club Unión.

Una de las panaderías es la Polo Norte situada en la esquina de Marcial Candioti y Juan del Campillo, que fue asaltada ayer por la tarde, alrededor de las 18.

“Vi dos chicos que venían en moto pero no me dio tiempo en cerrar la puerta, me pedían la caja el celular, uno era como el líder y el otro miraba, le di lo que pude, plata, me decían que me apure”, contó la empleada del local que atendía al público este lunes cuando ocurrió el hecho.

Los delincuentes se llevaron el dinero que había en la caja registradora y se dieron a la fuga a bordo de una moto color blanco cuando apareció un vecino de la zona que paró en la puerta al advertir lo que estaba sucediendo en el interior de la panadería.

“No sabes qué te pueden hacer, si te van a pegar, si tienen un arma un cuchillo, si están drogados. No parecían inexpertos”, explicó la mujer, aún asustada por el momento vivido.

Balear

El segundo episodio de similares características también se registró este lunes y el negocio asaltado fue la sucursal de la panadería Balear situada en la esquina de Boulevard Pellegrini y Avenida Freyre, frente al club Unión.

También eran dos asaltantes que, simulando tener un arma de fuego entre sus ropas, irrumpieron en el local exigiendo el dinero. Se llevaron la recaudación y un teléfono celular.

Estos asaltos se suman a otros hechos delictivos registrados en comercios de la capital santafesina durante el fin de semana largo, y en plena cuarentena.